Honores de Variedad de Identidades

Después Holley describe como la humanidad es afectada por esta transformación de valores:. Las instituciones que le han proporcionado bienestar social y físico están sujetas a confusión mundial. La etiqueta ya no identifica la cualidad o propósito de la organización. No podemos retirarnos en el aislamiento de la simplicidad primitiva; no podemos avanzar sin ser parte de un destino que nadie puede controlar o definir".

Esto me afecta al escribir mis convicciones. Vivo en buena parte de mis negocios y servicios profesionales, disfrutando de cierta prominencia cultural y no tengo idea si estos escritos provocarán una reacción adversa en mis clientes, amigos o en las instituciones educativas a las cuales trato de servir.

En mis años setentas he determinado expresar mis pensamientos con claridad y confiar en que estos clientes, amigos e instituciones lo recibirían con indulgencia y algo para meditar. Pero cualquiera que sea su reacción, prefiero no callar por temor a las consecuencias.

La vida es muy corta, con un sentir demasiado profundo y creo que estos conceptos son importantes. Esta combinación se hace difícil para los adolescentes, especialmente, el encontrar su propia alma o un coherente sentido de sí mismos. Los valores colectivos presionados por estímulos superficiales se les hacen difícil resolver su crisis de identidad antes de convertirse en adultos.

Estas condiciones pueden ser producto de una vida familiar conflictiva, de la falta de afecto o de dirección prudente que puede haberlos alejado de objetivos más profundos.

Esto, y la escasez de dignos ejemplos externos, tienden a hacerlos ignorar valores mayores con los cuales identificarse. Muchos no ven un futuro claro y solamente viven dejando transcurrir los días o solamente tratando de "sentirse bien" de cualquier manera superficial.

Cualquier cosa vale para lograr estos fines: el dinero de cualquier fuente, el abuso de sustancias adictivas, el abuso del sexo, la adicción a la violencia, la autoindulgencia y el narcisismo. Hay muchos que han huido de un sentido interno de identidad no encuentran una expresión externa satisfactoria, aparte de asociarse en actividades con otros de sus pares, sus grupos étnicos, sociales o gremiales o con aquellos que muchos alejados consideran otras "almas perdidas".

Muchos grupos antisociales con facilidad reclutan gente entre estas personas alienadas. En un artículo sobre el desarrollo del comportamiento humano, la Enciclopedia Británica ofrece este análisis sobre la crisis de identidad:.

Algunos jóvenes titubean entre roles en una prolongada "moratoria", o un período de evitar la entrega a algo responsable. Otros parecen evitar totalmente la crisis y se acomodan a una identidad disponible y socialmente aprobada. Todavía otros resuelven sus crisis por adoptar un papel o ideología disponible pero socialmente desaprobada.

Esta última opción se llama la formación de identidad negativa y es a menudo asociada con la conducta delincuente. La resolución de la crisis de identidad adolescente tiene una profunda influencia sobre el desarrollo durante las etapas del adulto mayor".

En las últimas tres o cuatro generaciones, siento que ha habido un inmenso incremento en la proporción de la población que se ha sentido inútil en su madurez por no haber definido un claro sentimiento de identidad antes de la adolescencia. Digo antes de la adolescencia, porque es usualmente demasiado tarde para formar el carácter y un sistema de valores edificantes una vez que uno ha dejado la pubertad.

El aspecto interno de la identidad debe ser moldeado mucho antes de lo que pensábamos. El desarrollo de un carácter espiritual definido ha sido y continúa siendo una función y propósito esencial de la religión, o por lo menos de una más profunda y más coherente filosofía de la vida.

Afirmo que la crisis en la religión, en la escala mundial y ha afectando a casi todas las religiones tradicionales, y constituye la más fundamental causa de esta crisis de identidad. La capacidad de adaptarse al cambio, manteniéndose íntegro, tener una actitud positiva, relaciones humanas sinceras, bien intencionadas e indulgentes, define una identidad sana.

Otros atributos son la fiel adhesión a los propios principios éticos, el estar conciente de los procesos de maduración espiritual, emocional, intelectual y social. Luego lograr un balance y reciprocidad sanos en medio de las presiones externas y las propias convicciones internas. Otro es el equilibrar las emociones poderosas con el buen juicio, teniendo el poder de abrigar y aumentar afectos y lealtades duraderas, buscar las cualidades positivas en los demás, estando conciente de los defectos y virtudes propias.

Una identidad sana incluye la habilidad de ver los aspectos irónicos y humorísticos, así como los serios y profundos, de la vida, poder reír y llorar con igual ardor, ser curioso, investigador y abierto hacia mayor comprensión de los misterios de la vida. Ser capaz de mantener estos procesos y atributos en condiciones de privación como en la prosperidad, en tiempos de tristeza como de alegría, en la adversidad como en el triunfo, en la enfermedad como en la salud, en el fracaso como en el éxito, son algunas de las características de una identidad coherente, estable y vital.

Este estado requiere respuestas edificantes a las eternas preguntas que son esencialmente religiosas: ¿Quién soy? Estas preguntas presumen la necesidad de un sentido de propósito y una búsqueda aún más a fondo para encontrar el entendimiento de nosotros mismos en términos de propósito en nuestras vidas.

Dentro de ésta más o menos ideal definición de identidad, naturalmente, hay una infinidad de variables. Los distintos talentos y capacidades artísticas, literarias, lógicas, matemáticas, mecánicas, curativas y analíticas; los diferentes grados de sociabilidad, los diferentes expresiones del desarrollo de las características heredadas y adquiridas, de grado de voluntad, esfuerzo y energía; las variables emocionales, tendencias subjetivas y objetivas; los diferentes sentidos de destino, la seriedad y la frivolidad, lo práctico y lo imaginativo, la introversión o la extroversión; las diferencias en temperamento, carácter, afectividad, constitución física y personalidad, grados de participación social y tendencias ideológicas y un sin número de combinaciones de estos y otros factores, hacen que cada individuo sea único y singular.

Se nos dice que no hay dos granos de arena en todos los desiertos y playas del mundo ni dos hojas en todos los árboles que sean idénticas.

Por supuesto, una identidad puede existir sin algunas de las características y atributos mencionados aquí como modelos. Pero la falta de demasiados atributos tiende a producir una persona con incompleto desarrollo, esclava de hábitos y adicciones, sin mucho espacio para crecimiento u optimismo, una identidad algo cínica de, "¡eso es quien soy, y que!

Ambas tendencias grandemente limitan la posibilidad de sentir avanzar, madurar, de obtener satisfacción interna o un sentido de propósito y felicidad. Es innegable que nuestros primeros años de vida tienen una inmensa influencia en determinar si al crecer seremos afectivos o ensimismados, pacíficos o violentos, enfocados o indisciplinados, sociables u hostiles, valientes o temerosos.

Creo que mucha de esta evidencia es importante en la formación de nuestros propios hijos e hijas, para que ellos puedan aún llegar a ser más efectivos con el desarrollo de sus propios hijos, que fuimos nosotros como padres y madres de ellos.

Este es un proceso que involucra múltiples generaciones y es precisamente uno de los factores más decisivos en la continua creación de una sociedad más edificante y pacífica. El solo hecho de que tenemos la tendencia a no ver hacia el final de las cosas, y a esperar remedios inmediatos a problemas actuales que requieren más largas perspectivas, nos descorazona cuando los remedios rápidos fallan.

Ante la lentitud de los cambios y curaciones una identidad más definida y paciente nos provee una fiel y persistente compañía por toda la vida.

Por lo tanto es el área de formación educativa en la cual debemos concentrarnos y hacia la cual está enfocado este ensayo. Es evidente para los educadores que la base del carácter de una persona está ya formado antes de llegar a la pubertad.

Cualquier cambio en tendencias o rectificación del carácter posteriormente es "reformación". Las reformaciones son mucho más difíciles cuando se tratan de aplicarlas después de la niñez.

El árbol en vivero se puede enderezar, pero una vez transplantado y crecido sólo con dolorosas podas se puede reformarlo. La identidad humana está formada por tres factores: 1 el que es heredado, 2 el que es adquirido, y 3 la individualidad intrínseca de cada ser humano.

Siento que eternamente será un tema de debate cual de ellos pesa más entre estos factores y con seguridad diferirá de persona a persona y de acuerdo a las épocas. Lo que está claro es que nosotros no escogemos lo que heredamos.

Nuestros padres, nuestro contexto físico, nuestras capacidades innatas, el momento y lugar en el cual nacemos, la sabiduría, capacidades, el conocimiento y grado de afecto de nuestros padres, están todos fuera de nuestro control, y por lo tanto dichos factores no deben ser nunca causa de prejuicio, desprecio, o baja autoestima.

Ni estos deben ser causa de vanidad u orgullo, ya que simplemente no los hemos elegido. Pero gradualmente, durante la niñez, pubertad y adolescencia podemos elegir más y más nuestros entornos, nuestra actitud y reacción hacia sucesos inesperados, la elección de nuestros compañeros y el uso y desarrollo de nuestras capacidades innatas.

Repito que la educación en el más amplio sentido es claramente el instrumento más importante en este desarrollo. A medida que avanzamos en la adolescencia, los factores adquiridos, que deben surgir del desarrollo conciente de nuestra voluntad y carácter, crecen dramáticamente en importancia; al grado que al acercarnos a la madurez deberíamos tener considerable control sobre dichos factores elegibles.

Pero tenemos que aceptar que la diferencia entre las capacidades innatas o heredadas es grande. Alguien que no ha nacido con el genio musical de un Mozart, un Heifetz o una Cecilia Bartoli, por ejemplo, por mucho que practique no llegará a tan elevados niveles de expresión o creatividad.

Lo que se hereda, aunque no imperioso, es muy importante. En lo que se refiere a la individualidad intrínseca de cada ser humano, eso es obvio. Aun los gemelos idénticos, con el mismo código genético y las mismas condiciones de educación y entorno, tendrán entre si, distintos gustos, aptitudes y capacidades.

La mejor metáfora que conozco para visualizar las contribuciones de estos tres factores es la del telar.

Lo heredado y todos los insumos sobre los cuales no tenemos control están representados por la urdimbre, o hilos verticales, que están fijados de antemano en lo que respecta a colores y fibras, etc. Aquello que podemos voluntariamente escoger de nuestro entorno es la trama, o sea los hilos horizontales, entre los cuales tenemos libertad de escoger colores y fibras para hacer un diseño interesante y bello dentro de lo que ya está fijo.

O sea, podemos determinar si hacemos un diseño creativo y atractivo o uno caótico y feo, a través de nuestras selecciones que tejemos entre lo que ya está predeterminado. Al final de nuestras vidas se verá que tipo de diseño hemos logrado.

En un alto grado, nuestra identidad es la interacción del alma con las opciones elegidas para hacer un diseño envolvente de acuerdo a nuestra visión del ser y de la vida misma. Recomiendo que la visión panorámica del diseño sea determinada en grandes rasgos, lo más temprano posible.

Los niños y los preadolescentes deberían escoger una filosofía de la vida básica antes de tomar otras decisiones importantes. Ciertamente esta visión temprana cambiará y a medida que crecemos haremos ajustes, pero una auto-imagen positiva y el uso de modelos edificantes desde muy temprana edad; un sentido de lo sagrado en la vida, hará que aspiremos a las alturas y no al abismo.

Los padres y los educadores tienen una enorme responsabilidad por esta formación temprana. El grado de esfuerzo y el rumbo elegido para lograr todo lo que está latente, por supuesto, puede ser determinado por la voluntad de cada uno.

Dentro de las limitaciones impuestas por las interrelaciones de la vida moderna, todos deberían poder encontrar su identidad, su espacio y su área preferida de servicio a la sociedad, y esto incluye su oportunidad de obtener mayores logros sin importar las condiciones en las cuales vive.

Pero el deseo, el conocimiento, el enfoque, la voluntad y el grado de esfuerzo son cruciales. La debilidad de uno de estos factores ejerce mayor presión sobre los otros. A mi juicio, la mayor tragedia humana es que tantas capacidades heredadas y latentes permanecen sin desarrollo debido a la debilidad de aquellos factores como la voluntad y el empeño, que estamos libres para determinar.

El mayor triunfo es el desenvolver y potenciar al máximo esas capacidades y virtudes latentes. En relación con la justicia, hay otros tres factores en operación. En esto no hay igualdad, ya que las capacidades dotadas y heredadas difieren grandemente.

Este tercer factor no solamente es de gran importancia sino que es el único factor sobre el cual tenemos control, y con el cual cada uno de nosotros seremos evaluados en cualquier juicio moral.

Toda evaluación presume normas y valores. La ignorancia no es igual al conocimiento, la vulgaridad y la conducta antisocial son inferiores al refinamiento de carácter y a la conducta decorosa. La falsedad, la traición y el engaño, contrastan muy por debajo con la veracidad, la lealtad y la sinceridad.

La crueldad y la tiranía no son conductas aceptables en las relaciones humanas, mientras que la bondad y la justicia tienen un alto valor. Siempre será así, no importa cuales sean las condiciones o las modas de cada edad. Aunque esto debería ser obvio, con frecuencia se pierde en nuestra admiración por aquellos que vemos como listos y astutos.

Cada ser humano, no importa cual sea su herencia, es capaz de mejorar, y su tarea en la vida es lograr la mayor expresión de lo que está latente y potencial en él o ella. La justicia de por qué heredamos diferentes grados de talentos y capacidades se encuentra en la frase bíblica:.

Esta frase no sólo presume la libre voluntad moral, sino también la interacción con los demás. No hay virtud moral que podamos practicar sin de alguna manera relacionarnos con otros seres. Ellos se verán afectados por lo que hacemos y por la forma en que actuamos. La sociedad, como la familia, representa más que las sumas de sus individuos; y grandemente afectan nuestro modo de pensar y actuar.

Los dos tienen su propio espíritu y coherencia que influyen en todas nuestras conductas. Por extensión, la humanidad es un organismo, y cada persona debería considerarse un participante especial como un habitante de su familia, de sus comunidades locales, su nación y del planeta al mismo tiempo que continúa siendo un individuo que puede ser perfeccionado.

Cuando existe un mayor equilibrio entre los derechos y responsabilidades del individuo y los derechos y responsabilidades de la sociedad, más fácil será para ambos definir y desarrollar sus identidades y rectificar la sociedad.

De igual manera, los aspectos internos y externos de nuestras identidades se reflejan recíprocamente. La mayoría de las luchas filosóficas y políticas de los últimos ciento cincuenta años giran alrededor del conflicto entre el individualismo "cristiano" y las presiones de una sociedad "marxista".

El punto de vista "cristiano" es que si existen mejores individuos, eso es todo lo que es necesario para formar una sociedad mejor.

El punto de vista "marxista" es que la reforma radical de las estructuras sociales y económicas, producirá mejores ciudadanos. La historia y las generaciones recientes han aprendido que ninguno de estos enfoques, por sí mismos, es adecuado y ninguno puede declararse triunfante.

Aunque el primero ofrece mayor libertad para desarrollar la creatividad y la virtud, esta misma libertad dentro de las presentes estructuras crea tensiones sociales y económicas que son injustas y moralmente corroen tanto al conjunto como a los individuos.

Aun muchos clérigos cristianos admiten que sus "salvados" requieren repetidas "limpiezas" de la contaminación social. Tenemos que comprender que es inútil concentrarnos en solamente uno de estos enfoques. La necesidad clara es un equilibrio entre los dos: un mejor individuo en una mejor sociedad.

Aunque una condición social adversa no es una excusa adecuada para la conducta antisocial de un individuo, exige un carácter más fuerte, una auto-definición, un sentido de identidad y voluntad moral mayor para resistir sus efectos.

Algunos llaman a esto ego, pero entiendo que el ego es inseparable del "yo" egoísta y vanidoso, de manera que prefiero definirlo como "auto-estima".

La auto-estima es un ingrediente inseparable en la identidad pero, ¿cuál parte de nuestro ser podemos cambiar para que nos ennoblezca?

Ciertamente la parte física no, ya que crece hasta la tercer década y luego se disminuye. Sufrimos enfermedad y gozamos de salud, y estas condiciones pueden estar más allá de nuestro control. Un zancudo, una bacteria o virus invisible nos puede enfermar y matar.

Es esa naturaleza esencial la que nos distingue como humanos, nuestras identidades espirituales que voluntariamente podemos educar y transformar.

La libre voluntad humana no sólo existe sino que es el factor más importante en la solución de problemas personales y sociales, ya que es allí donde verdaderamente se inicia el cambio. Lo que con frecuencia ha estado ausente es una energía, fuerza o dirección espiritual, o una orientación que trascienda doctrinas o ideologías, que eleve a la persona tanto como a la sociedad.

Así, aunque la pobreza o el vivir entre condiciones adversas, puede que sea un factor contribuyente, no es la causa de conductas antisociales. Si fuera una causa, todos los pobres serían delincuentes y los más prósperos siempre serían ciudadanos modelos, y sabemos que esto es claramente falso.

La decisión particular o momento decisivo para actuar moralmente debería ser reforzada con una respuesta social positiva. Pero aunque pueda que esto sea más difícil de encontrar en condiciones de pobreza, de ninguna manera está ausente.

Hay mucha bondad y caridad entre las comunidades más pobres. Pero casi todas nuestras sociedades son, ya sea veloces en castigar el mal comportamiento, como lentas en premiar lo bueno, o aún contra toda lógica, premian los actos antisociales y castigan la bondad y honestidad.

Cuando una parte no refuerza a la otra, la tendencia es que ambas se agoten rápidamente y una persona fácilmente se desanima. La contribución del individuo, sin embargo, es básica.

Cada persona tiene que dar o recibir su parte específica del conjunto. Aquellos que tienen mayores dotes y oportunidades tienen que aportar más al progreso y al bienestar de la sociedad.

Las exigencias son obviamente menores para aquellos con menos dotes. Pero todos tienen un papel y espacio para el ejercicio de su voluntad, y al final no somos nosotros los humanos, sino Dios, quien juzgará el verdadero valor y la posición moral de cada acto y de cada alma.

Por ejemplo, el valor moral de la caridad de una persona muy pobre cuyo sacrificio es sentido profundamente, es superior a la caridad de una persona rica a quien en realidad no le hará falta una suma mucho mayor.

Es el grado del sacrificio lo que es moralmente significativo. De la misma forma, una decisión valerosa de una persona "mala" para cambiar a mejorar su conducta, puede que sea más importante que la decisión de una persona "buena" de realizar otro acto de bondad.

Esta es una razón por la que no debemos juzgar a los demás. En este sentido, uno puede afirmar que una "buena" persona es aquel que esta mejorando, no importa cuan "malo" era.

Una "mala" persona es aquel que está empeorando, no importa cuan santo era. A pesar de lo que alega unos conductistas, la abundancia de exhortaciones morales en las Sagradas Escrituras del mundo indica que tenemos la libertad para actuar moralmente.

Algunos inclusive dicen que ésta es la única libertad real que tenemos, ya que en realidad no somos libres para ser saludables, o para vivir una más larga vida, o para estar felizmente casados, o para tener los hijos que deseamos, o la comodidad material con que soñamos.

Pero siempre podemos decidir como reaccionar ante cualquier condición o adversidad que sufrimos. Somos libres para conformar o resentirnos, ser pacientes o desesperarnos. No estamos predestinados a ser buenos o malos, exitosos o fracasados; podemos elegir esos destinos mediante nuestra respuesta moral ante dichas condiciones.

Aunque es más difícil desarrollar un carácter y conducta loable en condiciones adversas, no es de ninguna manera imposible. Para muchos la escuela de la adversidad ha proporcionado motivos y lecciones positivas y mayor deseo para avanzar. Hay demasiados ejemplos de triunfo sobre la adversidad heredada y las condiciones adquiridas para creer que se nos han dado tareas imposibles de cumplir.

Sí sabemos que la abundancia y el excesivo consentimiento raramente producen un carácter y desarrollo fuertes. El conocido caso de Helen Keller es pertinente. En su infancia, antes de aprender a hablar, sufrió una enfermedad que la dejó sorda y ciega de por vida. Con la ayuda de un entrenamiento extraordinario ella se convirtió, con infinita tenacidad y paciencia, en una de las más elocuentes, perceptivas y perspicaces personas del siglo veinte.

Se buscó su consejo y recibió honores en muchos países. Ella apreciaba la música con el tacto y desarrolló sensibilidades que muchos consideraban imposibles. Existen incontables ejemplos en todas las naciones y condiciones de vida, de personas que han superado enormes desventajas y obstáculos para dar a la humanidad ejemplos edificantes.

Estos deberían anular aquellas excusas sobre el entorno que podemos usar para justificar la pasividad y mediocridad. La humanidad es análoga con el cuerpo humano, en el cual cada célula, órgano y componente está conectado recíprocamente con el conjunto, y en el cual las uñas o los cartílagos son mucho menos importantes que el cerebro, el corazón o los ojos.

La salud del cuerpo afecta a cada componente, y aún cuando las uñas sufren un trauma, todo el cuerpo se resiente. La sociedad humana debería de estar así de unida de manera que cuando el más pequeño componente sufre, todo el conjunto lo siente en proporción.

El dolor o la incapacidad de un órgano menor pueden indicar un tumor canceroso que, si no es tratado, puede arriesgar la vida de la persona entera. Pero la curación del conjunto puede empezar con la curación de la parte u órgano afectado. En breve, la conciencia de la integración y unidad humanas tiene mucho que ver con un sano sentido de identidad personal y es uno de los imperativos para el equilibrio en la humanidad y el proceso de paz en el mundo.

Este es especialmente el caso cuando uno trasciende las desventajas y adversidades, o presenta dramáticos decisiones y actos para mejorar su perspectivo y conducta.

Debemos lograr conciencia de que nuestras conductas pueden influenciar dramáticamente a la sociedad y que no tenemos que esperar pasivamente a que la sociedad imprima su influencia en nosotros. Pero ya que también somos criaturas de hábito, los cambios y transformaciones, para que realmente surtan efecto, requieren tenacidad y paciencia para que se conviertan en parte de nuestro comportamiento habitual.

La transformación, como el curarse de adicciones a sustancias, es un proceso de toda la vida. El comentario de Holley de que en La Edad Moderna la gente siente que la moralidad termina en el grupo organizado, indica los límites actuales a la posibilidad de que la sociedad pueda tener una influencia positiva sobre nosotros.

Es aquí donde quiero enfocarme sobre una enorme y muy destructiva falacia de la cual casi todas las organizaciones, sociedades y entidades políticas son culpables en mayor o menor grado. Su falacia yace en que nosotros los humanos somos precisamente criaturas de hábito y los repetidos medios inmorales o injustos que usamos para lograr lo que se supone es un fin justo o noble, no producirá tales fines.

Cómo cúmulos de tales hábitos, estamos imposibilitados de cambiar a otros. Pero cuando la civilización agoniza, la sociedad no influye positivamente en los individuos, y vivimos en condiciones en las cuales los medios injustos e inmorales son percibidos como necesarios sólo para sobrevivir, mucho menos que para llegar a un noble fin.

Hemos visto esto con demasiada frecuencia en el siglo veinte. De esta forma nos convertimos en poco más que los productos habituales de nuestros medios violentos e inmorales, incapaces de producir ningún resultado positivo. Esta es la razón del por qué los procesos de no violencia, obediencia y lealtad, aún en sistemas que son muy defectuosos, han tenido más éxito como agentes de cambio.

Cuando muchos individuos se vuelven suficientemente fuertes y tienen mucho poder para promover virtudes en la sociedad, lo opuesto empieza a ocurrir; la civilización está siendo renovada.

De esta manera los fines dependen de los medios. El único instrumento capaz de producir tal transformación es una renovación de la religión, una causa común soberana lo suficientemente poderosa para afectar profundamente el pensamiento, emotividad o conducta humanas.

El fracaso de las religiones tradicionales en estos siglos recientes en producir dicho cambio, o aún de influenciar mucho cambio en la sociedad y en el individuo, no nos debería persuadir de que tal transformación es imposible. Más bien, nos debería convencer, asumiendo un propósito noble en la existencia humana, que un advenimiento y transformación podría ser inevitable.

La necesidad es más urgente que nunca y por cierto ha sido prometida en todas las Sagradas Escrituras del mundo. Mientras persista esta condición, el individuo todavía puede hacer una diferencia.

Pero un poder superior debe impulsar y mover al individuo. La más destacada literatura, ya sea sagrada o secular, versa sobre los sufrimientos de aquellos que sufren grandemente, los sacrificios de aquellos que se sacrifican mucho y aquellos que, con estos sufrimientos y sacrificios, logran la madurez y la sabiduría para luego poder ofrecer experiencias que conmueven al observador.

Dicha conducta puede mover a la sociedad. Creo que en muchas maneras tanto la literatura como la vida misma han degenerado en proporción a su desdén hacia este intenso drama. La conciencia de la identidad interna tiene mucho que ver con la decisión ante una tentación inmoral o ilegal de ganancia personal.

Los psicólogos hablan de momentos decisivos. Hay una voz interna que dice: "Yo sencillamente no puedo hacer esto", o "Debo hacer lo honorable". Esto es aún más heroico cuando tantos otros insisten: "¿Por qué no?

Todo el mundo roba o miente". Es aquí en donde la imagen interna positiva y el carácter espiritual tienen que demostrar gran coraje.

Dice C. Cuando estas condiciones de conciencia o voluntad son débiles y no se encuentran muchos modelos edificantes que la sociedad pueda emular, la gente cae en el cinismo y la civilización rápidamente se corroe.

Se corroe de arriba y de abajo, del individuo hacia la organización y viceversa. La negligencia, con frecuencia la perversión del papel de la religión en presentar modelos positivos, solamente aumenta el cinismo, porque la religión debe ser el manantial del cual nacen las corrientes de vida individual y social.

Cuando el manantial se contamina, todos los flujos que emanan de él se contaminan. Cuando el manantial vuelve a estar fresco y puro los ríos se empiezan a aclarar. Todo esto puede parecer un tanto ingenuo ante las presentes condiciones del mundo.

Tales observaciones obviamente parecen utópicas ante la embestida de tantas tentaciones, desviaciones e indiferencia moral que nos acosan por todos lados. Pero pregunto: ¿Hay alguna alternativa real al renacimiento espiritual?

Ahora apreciamos que la multiplicación de leyes y actos desesperados realizados por el Estado, no pueden compensar por el deterioro en la moralidad y la depreciación de los valores éticos, en una sociedad tan sumergida en el materialismo y el cinismo.

Gordon Taylor hace este comentario:. Una contracultura se ha establecido en la cual la deshonestidad, la irracionalidad, el prejuicio, la intolerancia, la incivilidad, la violencia y la destrucción aparecen como valores primarios, mientras que la honestidad, la razón, la imparcialidad, la tolerancia, las buenas costumbres, el cuidado, el esfuerzo y la creación son denigrados y hecho anti-valores.

Tal completa reversión no tiene precedente en la historia de la cultura Occidental. No puedo evitar llegar a la conclusión de que el renovar y reafirmar los propósitos esenciales de la religión es imperativo para establecer la identidad real del ser humano.

Se envilece el carácter humano, la confianza vacila, los nervios de la disciplina se relajan, la voz de la conciencia humana es acallada, el sentido de la decencia y la vergüenza se oscurece, las concepciones del deber, de la solidaridad, de la reciprocidad y de la lealtad se distorsionan, y hasta el sentido de paz, de alegría y de esperanza gradualmente se extinguen.

La relación entre un entendimiento de los propósitos que nos trascienden y el encuentro de una identidad coherente, es muy convincente. Nace de la convicción de que la realidad humana se encuentra en su naturaleza espiritual y el desarrollo de las potencialidades de esa naturaleza, y no de su naturaleza material, que compartimos con los animales.

P: ¿Cuál es tu parte favorita de trabajar en IDEA Public Schools? R: Como consejera, me encanta trabajar con estudiantes. Me trae de vuelta a mis recuerdos de la escuela secundaria.

Mi consejero no trabajaba con estudiantes afroamericanos, y en realidad nunca tuve la oportunidad de ver lugares donde pudiera prosperar fuera de Luisiana, donde crecí. A pesar de la falta de orientación en la escuela, me gradué con honores.

Ahora, quiero asegurarme de que mis estudiantes tengan oportunidades para prosperar y tener éxito dentro o fuera de Louisiana. P: Realmente aprecio el énfasis en asegurarse de que todos los estudiantes, sin importar su raza, etnia, identidad de género, orientación sexual, idioma, antecedentes socioeconómicos, capacidad física y cognitiva, religión o afiliaciones políticas, tengan amplias oportunidades y orientación disponible.

en la escuela. Hablando de oportunidades y orientación, ¿puede contarme más sobre su transición de maestro a consejero? R: La transición fue más fácil de lo que pensaba, principalmente porque tengo una buena relación con muchos de los estudiantes con los que trabajo.

Es una posición única y especial. Así como mis estudiantes están aprendiendo, yo también. Me reúno con la parroquia de East Baton Rouge y su departamento de consejería para asegurarme de que nos adherimos a sus pautas.

Enseño una clase llamada "Road To and Through College", y también ayudo a organizar lecciones de campo universitarias para nuestros estudiantes. Estamos considerando ir a la Universidad de Arkansas, Arkansas Pine Bluff y la Universidad de Missouri en la primavera con nuestro 9 th calificadores.

P: Estoy tratando de hacer los cálculos. esos 9 th los estudiantes se graduarán de la escuela secundaria en? R: Nuestra primera clase de graduación de la escuela secundaria será en P: Guau. Eso es tan emocionante.

Al hablar de temas como la preparación para la universidad y las oportunidades, ¿siente que el Mes de la Historia Negra está conectado con su trabajo? R: Definitivamente.

Nos tomamos el tiempo para celebrar los antecedentes de todos nuestros estudiantes, pero en febrero, nos enfocamos en la Historia Negra. Una cosa que les digo a mis alumnos es que se sientan orgullosos de quienes son.

No piense que porque es afroamericano está limitado en lo que puede hacer. Muchos de los inventos fueron hechos por nuestra gente. Para el Mes de la Historia Negra en los últimos dos años, estuvimos limitados debido a las precauciones de salud y seguridad con COVID, pero hicimos decoración de puertas y otros pequeños proyectos de investigación y celebraciones.

Antes de COVID, realizamos un evento de música y actuación para todo nuestro campus. Fui a los líderes del equipo de grado y les pregunté qué querrían hacer y cómo querrían celebrar.

nuestros 6 th La maestra de ELA de grado, la Sra. El caso de los jóvenes cosplayers de Pachuca, Hidalgo. Resumen Hablar sobre la identidad desde la teoría es una tarea compleja, lo anterior, lo señalo porque no existe una definición única para dicha categoría conceptual, hay que tener en cuenta que cada disciplina y cada autor la definen de manera distinta, según sus marcos teóricos de referencia.

Citas Identidades juveniles. En el contexto de nuestra contemporaneidad, Tangueca apunta que la identidad de los jóvenes hoy en día esta influida por los procesos globales en los que estamos insertos, por ende, la dimensión histórica y social de nuestro tiempo da estructura y contenido a la identidad juvenil, la cual se presenta como diversa, flexible, dinámica y múltiple.

El consumo cultural de los jóvenes, dice el autor, es una evidencia de su identidad, entre otras evidencias, su análisis nos puede dar indicios para comprender como los jóvenes hoy en día configuran su identidad a partir de las prácticas de consumo que llevan a cabo, sin dejar de tomar en cuenta otras dimensiones de la identidad como la familia, el género, la clase social, el territorio y las relaciones entre grupos de edad y las diferentes generaciones.

y Lafferte, M. Además, los autores plantean que para entender la condición juvenil en la actualidad, debemos de comprender sus prácticas y la dimensión simbólica de dichas prácticas, porque ambas, son manifestaciones de las diversas maneras de ser joven en el marco de los procesos de socialización que ocurren dentro de las transformaciones sociales del mundo occidental en las últimas décadas, como por ejemplo, la resignificación del tiempo y el espacio, el desanclaje territorial, que configuran nuevas formas de concebir la estructura social.

José Manuel Valenzuela responde a Vommaro que el tema de las identidades debe de pensarse desde una posición interpretativa distinta que tome en cuenta las necesidades y expresiones reales de las y los jóvenes en Latinoamérica, solo así, podremos hablar de una identidad sitiada, y de la reinvención de los jóvenes en las diversas maneras de participar en el ámbito público, lo anterior lo entiendo en el sentido de que los jóvenes son actores o agentes sociales activos que participan de manera dinámica en la conformación de sus diversas, identidades que se expresan en su forma de vestir, de socializar, de hablar, en su prácticas culturales, en la música que escuchan, en los imaginarios y en la dimensión ideológica de sus haceres, en los objetos que consumen, entre otros aspectos que son evidencias de su identidad.

Asi, estudiar las identidades, nos puede arrojar luz sobre como se configuran los grupos socilaes, como ingresan a estos los individuos, cual es el proceso de aceptacion y como se representan los participantes esa colectividad.

El autor piensa que analizar el proceso ritual, las performances y los comportamientos sociales nos pueden dar la posibilidad de comprender las dinamicas socioculturales que no pocas veces contienen elementos lúdicos, políticos e incluso de violencia que se expresan de manera evidente o simbólica.

Identidades juveniles en Pachuca, Hidalgo. Si reflexionamos un poco, estos jóvenes se arraigan a la familia, al territorio y a la historia, sobre estos pilares se sustentan sus procesos de identidad.

Con base en lo anterior, me parece importante acotar que es importante no olvidar que el género también es una de las dimensiones de la identidad, y los discursos y prácticas que se construyen en torno a él, son evidencias de esta, dignas de observación y análisis.

Por otro lado, considero que los trabajos citados nos pueden dar una idea sobre lo que falta por investigar en relación a las identidades juveniles en Pachuca, Hidalgo.

Ahora, hablaré sobre los jóvenes cosplayers de Pachuca, a partir de algunas observaciones que he hecho en las convenciones de comics y cosplay de esta localidad, como La Tuzocon, que se celebra en las instalaciones de la Preparatoria Número 1 de la UAEH, y la Expo Anime que se presenta en los Salones Joya de esta ciudad.

Entonces, lo que aquí expongo son algunas consideraciones generales, a partir de lo visto en dichos espacios donde se expresan la identidad de algunos jóvenes de ambos sexos que practican este juego de disfraces contemporáneo.

De entrada, es necesario aclarar que es el cosplay. Los aficionados a este juego de disfraces se reúnen en convenciones dedicadas a estos productos culturales para interactuar, participar en concursos de disfraces, en performances, o para consumir algunos productos alusivos a estas industrias del entretenimiento, de la misma manera, ellos posan constantemente para las cámaras de los medios de comunicación, y de los asistentes a estos espacios de ritualización social.

Cabe señalar que esta actividad cultural nace en los años setenta del siglo anterior, tanto en Estados Unidos como en Japón, y desde los años noventa se ha arraigado en el gusto de un sector de la población juvenil, tanto en México, como en diversos países de América Latina.

Cabe recorder que el ritual es el mecanismo por medio del cual se configuran las identidades individuales y colectivas, en el uso organizado del tiempo y el espacio. El ritual da sentido a la experiencia colectiva y da normas a las acciones sociales en tiempos y espacios prefijados y reconocidos colectivamente.

Los cosplayers llevan a cabo todo un ritual lúdico teatral antes y durante las convenciones. Algunos cosplayers practican deportes para modelar el cuerpo para parecerse al personaje a representar, entrenan para trabajar el cuerpo y conservar su figura, otros hacen dietas y comparten consejos de belleza para cuidar la piel, es evidente la preocupación por cuidar el cuerpo para que seá más atractivo y parecido al personaje por representar.

También la confección de su vestuario debe ser de la mayor calidad posible y lo más cercano al original. El juego ritual del cosplay es actuación seductora, en él se encarnan representaciones de personajes ficticios, hay acciones teatrales intencionales para ser vistas, para gustar, el cosplay para existir requiere del poder de la fantasía, de la exhibición pública, de la complicidad, de lo lúdico.

El universo cosplay se desarrolla en el espacio ritual de las convenciones nacionales e internacionales respaldadas por la gran industria del comic y el anime, en donde se mueven grandes cantidades de dinero alrededor de estos encuentros de personas acuden en búsqueda de satisfacer el deseo de adquirir novedades editoriales comics, mangas, suvenires , y algunos pasearse disfrazados como un homenaje a su héroe preferido, para ser vistos, satisfaciendo así sus propios imaginarios y utopías.

Los cosplayers de esta localidad, desenvolviéndose en sus particulares contextos de interacción y poniendo en juego sus expectativas, se comportan en función de las reglas, códigos y símbolos que envuelven y matizan esta práctica cultural contemporánea.

El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para La escuela secundaria ofrece una amplia variedad de eventos y organizaciones para estudiantes, por lo tanto es normal que ellos se dediquen a diferentes Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los

Video

Los GRUPOS DE PERTENENCIA explicados (con ejemplos)

Honores de Variedad de Identidades - Trata de encontrar un sentir de identidad que puede armonizar una enorme diversidad de caracteres, opiniones y pasiones en medio de cambios caóticos en los El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para La escuela secundaria ofrece una amplia variedad de eventos y organizaciones para estudiantes, por lo tanto es normal que ellos se dediquen a diferentes Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los

Durante el primer semestre de este año escolar, estudiantes de educación especial accedieron a estas clases, en comparación con 35 en el otoño del Y estudiantes del idioma inglés actuales participaron en estos cursos de nivel superior, mientras que 51 habían tomado estas clases en el semestre anterior a la pandemia.

Los maestros, administradores y padres están divididos sobre cómo los honores integrados impactan a los estudiantes que habrían tomado cursos de honores de forma tradicional.

Y esos estudiantes también están divididos, con el 61 por ciento de los jóvenes que habrían tomado clases de honor separadas que prefieren esa opción, según la encuesta de McNary. Mientras tanto, el 69 por ciento de los estudiantes que habrían estado en educación general prefirieron la opción integrada.

Especialmente en South y McNary, las clases AP, IB y de honores han sido significativamente más homogéneas que el cuerpo estudiantil. Incorporar clases de honores permite a los estudiantes de honores tradicionales interactuar y aprender dentro de un grupo más diverso, dijeron los defensores del programa.

Una gama más amplia de experiencia y antecedentes eleva el plan de estudios y la discusión en el aula, agregó Brown-Silverstein. Por otro lado, aquellos que están preocupados por la política argumentan que los honores incorporados disminuyen el rigor, lo que perjudica a los estudiantes de honores.

Tomlin señaló que las clases de honor contrastaron drásticamente con los cursos de educación general en contenido, ritmo, rigor y estructura. Anna Harlan, estudiante de último año de Salem-Keizer, expuso que las clases de honores la prepararon para el ritmo y las expectativas del IB, y le preocupa que estas nuevas clases combinadas no lo hagan.

Los maestros, los administradores y el personal no están de acuerdo sobre cuán rigurosas son estas nuevas clases. Scialo-Lakeberg dijo que algunos maestros sienten que no pueden satisfacer adecuadamente las necesidades de todos los estudiantes durante una clase, lo que "disminuye" la calidad de las clases para los estudiantes de honor.

Brown-Silverstein dijo que la calidad de la educación que se ofrece no ha cambiado significativamente. Existe un amplio acuerdo en que la incorporación de honores plantea un desafío para los maestros.

Los honores incorporados han obligado a los educadores a repensar su enfoque de la enseñanza a medida que intentan satisfacer las necesidades de cada estudiante.

Los maestros dijeron que los objetivos y las expectativas para los estudiantes y la enseñanza cambiaban constantemente, y no estaban realmente seguros de lo que significaba todo eso, expuso Scialo-Lakeberg. Algunos también se sintieron frustrados por tener que volver a desarrollar sus campos, agregó Brown-Silverstein.

Pero tal como están las cosas, muchos maestros tienen 30 estudiantes en sus aulas, con habilidades que van desde producir trabajos de nivel universitario hasta trabajar tres grados por debajo de su nivel actual.

Los educadores se han esforzado por encontrar formas de satisfacer todas estas necesidades, dijo Scialo-Lakeberg. Incluso los maestros que generalmente apoyan la idea se sintieron apresurados en la preparación de las clases al principio, señaló Brown-Silverstein.

Ahora, sin embargo, dijo que le resulta divertido prepararse para estas clases porque requiere un mayor nivel de creatividad.

Brown-Silverstein expuso que también permite una mayor colaboración entre los maestros porque más educadores están enseñando las mismas clases.

Scialo-Lakeberg argumentó que muchos educadores creían que las clases de honor se eliminaron inicialmente en gran medida para facilitar la programación durante la pandemia.

El distrito reconoció que: Cuando se implementaron los honores integrados el año escolar pasado, fue necesario debido a los estrictos requisitos de cohortes del Departamento de Educación de Oregon ODE por sus siglas en inglés que limitaban la capacidad del distrito para crear grupos de estudiantes en función del desempeño.

Bruey-Finck agregó que esta es la razón por la que muchos maestros se sintieron apurados y sorprendidos por el nuevo sistema, porque el distrito tuvo pocas oportunidades de prepararse para el cambio. Sin embargo, cuando el distrito comenzó a buscar "prácticas innovadoras" que deseaban mantener al salir de la pandemia, los honores incorporados estaban en la lista.

Cuando decidieron continuar con el programa este año escolar, el distrito comenzó a brindar oportunidades de capacitación para maestros y a traer paneles de educadores que habían realizado honores integrados antes, dijo Bruey-Finck. El distrito también reservó dinero adicional para que los maestros creen planes de lecciones integradas durante el verano en un esfuerzo por incentivar una mayor planificación.

Pero algunos maestros todavía se sienten sin apoyo y mal preparados para esta nueva política, aclaró Scialo-Lakeberg. Los opositores argumentan que el distrito debería enfocarse más en alentar a los estudiantes y brindarles las herramientas para seguir clases de honores.

Hay trabajo por hacer para contrarrestar los prejuicios de los maestros y asegurarse de que los estudiantes sepan que son capaces de realizar trabajos de alto nivel, señaló Scialo-Lakeberg. Asi, estudiar las identidades, nos puede arrojar luz sobre como se configuran los grupos socilaes, como ingresan a estos los individuos, cual es el proceso de aceptacion y como se representan los participantes esa colectividad.

El autor piensa que analizar el proceso ritual, las performances y los comportamientos sociales nos pueden dar la posibilidad de comprender las dinamicas socioculturales que no pocas veces contienen elementos lúdicos, políticos e incluso de violencia que se expresan de manera evidente o simbólica.

Identidades juveniles en Pachuca, Hidalgo. Si reflexionamos un poco, estos jóvenes se arraigan a la familia, al territorio y a la historia, sobre estos pilares se sustentan sus procesos de identidad. Con base en lo anterior, me parece importante acotar que es importante no olvidar que el género también es una de las dimensiones de la identidad, y los discursos y prácticas que se construyen en torno a él, son evidencias de esta, dignas de observación y análisis.

Por otro lado, considero que los trabajos citados nos pueden dar una idea sobre lo que falta por investigar en relación a las identidades juveniles en Pachuca, Hidalgo.

Ahora, hablaré sobre los jóvenes cosplayers de Pachuca, a partir de algunas observaciones que he hecho en las convenciones de comics y cosplay de esta localidad, como La Tuzocon, que se celebra en las instalaciones de la Preparatoria Número 1 de la UAEH, y la Expo Anime que se presenta en los Salones Joya de esta ciudad.

Entonces, lo que aquí expongo son algunas consideraciones generales, a partir de lo visto en dichos espacios donde se expresan la identidad de algunos jóvenes de ambos sexos que practican este juego de disfraces contemporáneo.

De entrada, es necesario aclarar que es el cosplay. Los aficionados a este juego de disfraces se reúnen en convenciones dedicadas a estos productos culturales para interactuar, participar en concursos de disfraces, en performances, o para consumir algunos productos alusivos a estas industrias del entretenimiento, de la misma manera, ellos posan constantemente para las cámaras de los medios de comunicación, y de los asistentes a estos espacios de ritualización social.

Cabe señalar que esta actividad cultural nace en los años setenta del siglo anterior, tanto en Estados Unidos como en Japón, y desde los años noventa se ha arraigado en el gusto de un sector de la población juvenil, tanto en México, como en diversos países de América Latina.

Cabe recorder que el ritual es el mecanismo por medio del cual se configuran las identidades individuales y colectivas, en el uso organizado del tiempo y el espacio. El ritual da sentido a la experiencia colectiva y da normas a las acciones sociales en tiempos y espacios prefijados y reconocidos colectivamente.

Los cosplayers llevan a cabo todo un ritual lúdico teatral antes y durante las convenciones. Algunos cosplayers practican deportes para modelar el cuerpo para parecerse al personaje a representar, entrenan para trabajar el cuerpo y conservar su figura, otros hacen dietas y comparten consejos de belleza para cuidar la piel, es evidente la preocupación por cuidar el cuerpo para que seá más atractivo y parecido al personaje por representar.

También la confección de su vestuario debe ser de la mayor calidad posible y lo más cercano al original. El juego ritual del cosplay es actuación seductora, en él se encarnan representaciones de personajes ficticios, hay acciones teatrales intencionales para ser vistas, para gustar, el cosplay para existir requiere del poder de la fantasía, de la exhibición pública, de la complicidad, de lo lúdico.

El universo cosplay se desarrolla en el espacio ritual de las convenciones nacionales e internacionales respaldadas por la gran industria del comic y el anime, en donde se mueven grandes cantidades de dinero alrededor de estos encuentros de personas acuden en búsqueda de satisfacer el deseo de adquirir novedades editoriales comics, mangas, suvenires , y algunos pasearse disfrazados como un homenaje a su héroe preferido, para ser vistos, satisfaciendo así sus propios imaginarios y utopías.

Los cosplayers de esta localidad, desenvolviéndose en sus particulares contextos de interacción y poniendo en juego sus expectativas, se comportan en función de las reglas, códigos y símbolos que envuelven y matizan esta práctica cultural contemporánea.

Sus tiempos y espacios de ritualización e identificación las convenciones Tuzocon y Expo Anime devienen en campo donde pueden desplegar todas sus conductas potenciales poniendo en juego toda su identidad.

Considero que el análisis de esta práctica lúdico teatral moderna puede aportar información sobre la manera en que se configuran nuevas identidades juveniles caracterizadas por novedosas maneras de participación e interacción con la alteridad.

Estas formas actuales de identificación están relacionadas con el goce por lo lúdico, la exhibición, la ligereza de comportamientos, la vivencia placentera de practicar en grupo este juego de disfraces.

Las convenciones de comics y cosplay en Pachuca, entendidas como contexto de interacción para los cosplayers, son el marco donde los participantes en este juego de disfraces emergente se reconocen como miembros de un colectivo que comparte los mismos gustos, intereses y relativos a este tipo de práctica lúdico teatral y al universo ficticio de estas industrias del entretenimiento.

Los cosplayers conocen los tiempos y los lugares de participación, igualmente, interiorizan ese complejo simbólico que significa el ámbito fantástico del comic, el manga y el anime; así como los canales, las redes y circuitos donde se difunde este universo de la ficción.

En otras palabras, estos actores sociales, que fuera de la escena cosplay pertenecen a otro tipo de colectividades con identidades diferentes, se distinguen y se reconocen en estos espacios lúdicos, configurando así una identidad que funciona como su emblema grupal mientras duran sus representaciones lúdicas.

Los cosplayers se reconocen como perteneciendo a su universo lúdico colectivo extimidad , mientras hacen las representaciones de los personajes de ficción a partir de su mismidad y de su biografía intimidad. Por último, considero que los cosplayers de Pachuca cuando se disfrazan y representan un personaje lo hacen a partir de toda su corporeidad, cuando hacen cosplay están implicando todo su cuerpo a través de movimientos, expresiones, percepciones, emociones y representaciones.

Eso no les hace falta a los que nos parecen más decorosos. Pero Dios ordenó el cuerpo de tal manera, que dio mayor honor al que le faltaba, para que no haya divisiones en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocupen los unos por los otros.

De manera que, si uno de los miembros padece, todos los miembros se conduelen, y si uno de los miembros recibe honores, todos los miembros se regocijan con él. Ahora bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno de ustedes es un miembro con una función particular.

En la iglesia Dios ha puesto, en primer lugar, apóstoles, luego profetas, y en tercer lugar, maestros; luego están los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, y los que tienen don de lenguas.

YouVersion utiliza cookies para personalizar su experiencia. Al usar nuestro sitio web, acepta nuestro uso de cookies como se describe en nuestra Política de privacidad. RVC: Reina Valera Contemporánea. Compartir Lee 1 Corintios La Biblia App La Biblia App para Niños. Comparar todas las versiones: 1 Corintios

Honores de Variedad de Identidades - Trata de encontrar un sentir de identidad que puede armonizar una enorme diversidad de caracteres, opiniones y pasiones en medio de cambios caóticos en los El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para La escuela secundaria ofrece una amplia variedad de eventos y organizaciones para estudiantes, por lo tanto es normal que ellos se dediquen a diferentes Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los

Ha resultado de la renuencia de admitir que sus errores y debilidades fueron obras de falibles hombres, combinada con la reacción y crítica de los escépticos. La crítica se ha enfocado excesivamente en la cizaña de religión, no el trigo.

Este escepticismo ha obstaculizado el crecimiento espiritual en nuestros tiempos y ha desanimado la consideración de la religión como un posible remedio para sus males. Kenneth Clark no se equivocó cuando dijo, "Podemos destruirnos con cinismo y desilusión tan efectivamente como con bombas".

En su aspecto natural y material, el ser humano actúa con motivos y propósitos que son egoístas, agresivos, avaros y obsesionados con su sobrevivencia física o con la persecución de sus placeres corporales.

El cinismo es más reforzado porque estos motivos y propósitos también pueden encontrarse en el fondo de muchas pretensiones y conductas religiosas.

Si no se estimulan sus sensibilidades esencialmente religiosas y ya no hay un luminoso modelo frente a él, el hombre fácilmente desciende a ser esclavo de estos defectos, aún con atavíos religiosos.

La hipocresía está entre los más sutiles defectos y anda al acecho de muchas pretensiones piadosas. Es una duplicidad que nos impide ser fieles a nosotros mismos o de servir de buena fe las necesidades espirituales y sociales de otros. Cristo afirmó que "nunca lo conocía" a tantos que mostraban milagros, echaban demonios, y profetizaron en su nombre.

La misma competencia entre sectas en sí, es destructiva: " Todo reino dividido contra si mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra si misma no permanecerá. Cualquier que sea su motivo, el fundamentalismo religioso ha intentado reafirmar las divisiones y antiguas contiendas religiosas.

Esto ha desanimado el razonamiento espiritual y el reconocimiento de los aspectos universales que se hallan al núcleo de las religiones, y que las multitudes tanto necesitan conocer, y creo, que inconscientemente añoran.

Esta realidad esencial de la religión está basada en los fundamentos éticos, morales y espirituales comunes a todas las religiones universales.

O sea, una realidad liberada de aquellos dogmas y credos que tienen orígenes falibles humanos y que siempre han provocado discordias. Todos estos escritos han advertido sobre la presencia de equivalencias de "cizaña" sembrada por los "enemigos" que confunden con el "trigo" de lo verdadero. Dicha renovación de la esencia espiritual y moral de religión es lo que caracteriza las antiguas primaveras de las grandes civilizaciones sobre los escombros de sistemas gastados y obsoletos.

Creo que esta renovación primaveral es sólo posible mediante una nueva y más completa revelación del propósito divino. Nuestra realidad distintiva como seres humanos se encuentra en la esencia misteriosa que los antiguos llamaban "el alma racional" y los modernos llaman "la mente humana", cuya naturaleza y propósito es desenvolver, hasta donde se pueda, todas sus capacidades latentes.

No existe manera más efectiva para lograr este desenvolvimiento que servir al bien común. El bienestar común eventualmente requerirá una relación del alma humana con una moralidad que trascienda esta vida mortal. Esto es debido a que los impulsos políticos y sentimentales no son nunca suficientes para aguantar el largo y sostenido proceso que estos servicios demandan.

Tal moralidad debe tener motivos y consecuencias en todas las dimensiones. Lo contrario, el estribar por una "salvación" individual, sin servir al bien común, o una sociedad mejor, era el modo de pensar de las edades oscurantistas que todavía ejerce influencia sobre unos teólogos y agita a tantos críticos.

La paz y la rectitud en este mundo requieren un profundo sentido religioso, la conciencia de poseer un alma que es inmortal y en la cual cada acción recibirá en todos los niveles su inevitable recompensa o sanción. En otra dimensión, no hay función más importante de una sociedad o nación que el promover las virtudes y capacidades espirituales que están latentes en todos sus sujetos.

Por ejemplo, la virtud de la confiabilidad es esencial para el orden y el honor de todos los individuos en su trato con los demás, e imperativa para la prosperidad, estabilidad y legítimo poder de todas las sociedades y gobiernos que la pregonan. Sin embargo, esta virtud es íntimamente espiritual.

Es precisamente aquí en donde vemos la importancia de la religión en el engendro de las civilizaciones. En sus ciclos de vitalidad y dinamismo la religión afecta profundamente al ser interno de un gran número de personas, y esta levadura eleva a las masas.

El perspicaz historiador Thomas Macaulay, al describir la conquista del cristianismo en el siglo cuarto y consciente de sus excesos y errores, comenta:. Más que todo, produjo un nuevo principio, de lo que se sentía su operación en todas partes de la sociedad.

Agitó a las masas estancadas desde lo más profundo. Animó todas las pasiones de una tempestuosa democracia en la apática población de un imperio demasiado crecido… hizo lo que el sentido de opresión no pudo hacer: cambió a los hombres, acostumbrados a ser entregados de un tirano a otro, entre partidarios y rebeldes obstinados.

En su clásico, exhaustivo y perspicaz estudio sobre la historia de la moral europea, el erudito historiador irlandés, William Lecky, es severo en su descripción de los abusos y equivocaciones de las épocas, incluyendo los de la Iglesia en sus primeros siglos, sin embargo también defiende justamente al cristianismo por sus efectos globales.

Después de describir las falsas calumnias en contra de los cristianos por los intereses llegados al Imperio, afirma:. Vidas nobles, coronadas con heroicas muertes, fueron el mejor argumento de la recién nacida Iglesia.

Sus enemigos mismos lo reconocieron con frecuencia. El amor mostrado por los primeros cristianos hacia sus sufridos hermanos nunca ha sido más enfáticamente atestiguado como por Lucian, o la bella simplicidad de su culto como por Pliny, o su fervorosa caridad como por Julian.

Había, por cierto, otro lado en este panorama; pero aún cuando la norma moral de los cristianos se redujo grandemente, se redujo solamente al nivel de la comunidad a su alrededor.

En el caso del Islam, ningún investigador bien intencionado puede negar la sorprendente explosión de una sociedad "embriagada de Dios" que surgió de la misión de Mahoma en el siglo siete de nuestra era. Habiendo surgido entre pueblos considerados por todos como los más politeístas, bárbaros y resistentes a reforma, una sola alma sin instrucción formal, enfrentó la más fiera y perversa oposición y engendró una fe y una emancipación del espíritu moral tan vital y poderosa que, durante siglos, tuvo efectos creativos aún en la civilización occidental.

De este impulso surgió una tan espléndida constelación de mentes, talentos y santidad de las anteriores estériles y violentas culturas, que al pretender que su inspiración fue fraudulenta es como tratar de tapar el sol con un dedo.

Este papel de la revolución espiritual como un engendrador de civilización contrasta con lo que el materialismo, en sus muchas formas, ha propagado en los siglos recientes. El materialismo dialéctico ha tratado de probar que la preocupación por el alma y su destino ha desviado y entumecido a los hombres de sus problemas y sufrimientos "reales" aquí en este mundo.

Esta fue una acusación con cierta justificación que puede ser rastreada en parte a la desviación de los credos de sus misiones esenciales, que era también sanar vidas y fomentar un sano intercambio social en este mundo. A costa de espiritualizar y unificar, estos credos se concentraron mucho más en consolidar su propio poder temporal y en "salvar" a los hombres a través de dogmas, ritual y sacramentos.

Aunque ha habido innumerables excepciones entre los creyentes de servicio desinteresado y verdaderamente expiatorio hacia los menos afortunados, la población en general consideró a los sacramentos de estos credos un atajo hacia el cielo y un sustituto a una trasformación más interna y moral que también hubiera afectado a la sociedad.

La crisis religiosa en la civilización occidental nos mostró cuan inadecuada era esta sustitución de la creencia y ritual, en lugar de vivir la vida y servir a los demás, a que se dirigían los mensajes esenciales de Cristo y los primeros apóstoles. Con la decadencia del cristianismo debido a su accidentada historia de conceptos y prácticas irracionales, anticientíficas e intransigentes, llegando al colmo de la Guerra de Treinta Años en el siglo diecisiete entre católicos y protestantes con sus fanatismos y atrocidades de ambos partes, surgieron las ideologías humanistas, no sólo entre escépticos, sino entre sinceros creyentes que trataron de corregir los males de las iglesias.

Pero aunque después el humanismo trataba de sustituir a la religión, no ha tenido la mística o la fuerza para llenar la función dinámica de espiritualizar, armonizar o iluminar las almas. Hoy el humanismo habla con tantas voces que ya no tiene la eficacia para sostener a la civilización o aún vivificar a la cultura.

Ha tenido usos diversos y aun contradictorios. Algunas de estas voces han sido beneficiosas y profundas en la promoción de la democracia y gobiernos representativos, en ampliar las opiniones mezquinas y en elevar las sensibilidades humanitarias, como es el caso de las ideas de Locke, Mill, Hume, Kant, Bayle, y las novelas de Tolstoy, Dickens o Victor Hugo, o algunos de las obras de Goethe, Schiller, Keats o Tennyson, para dar sólo unos pocos ejemplos.

Pero el humanismo también tuvo voces que no han producido frutos duraderos ni muy constructivos para edificar las sensibilidades de sus admiradores. Jacques Barzún, uno de los más ilustres humanistas de nuestro tiempo, hace este comentario sobre las humanidades. Toda la evidencia señala lo contrario.

Las llamadas humanidades tienen sentido principalmente debido a lo inhumano que es la vida; lo que definen y discuten son lucha y desastre. La Ilíada no trata sobre la paz mundial. El Rey Lear no se trata de un hombre cabal o equilibrado; Madame Bovary no nos enseña acerca del empleo juicioso del tiempo libre.

Ahora con casi siglo y medio desde los inicios de la fase de materialismo escéptico de la civilización occidental, la cual ha penetrado todos los confines del planeta, los hombres se han distanciado de sus naturalezas espirituales, y menospreciado el rol y poder de religión. Las mayorías, religiosas de nombre o escépticas, han subestimado la influencia de la religión esencial, que en otros tiempos, como el sol y lluvia en la primavera vitaliza las semillas dormidas en la tierra, ha vitalizado las civilizaciones.

La acusación de que la religión es el opio del pueblo hizo impacto en parte, debido a la renuencia de las iglesias en sus momentos de declive, de estimular el amor, la espiritualidad y la justicia en este plano, enfocándose en su propia supervivencia y en su exclusiva función de salvar almas para la otra vida, así como sus conflictos con los hallazgos de las ciencias debido a su insistencia de aferrarse a las interpretaciones literales y fundamentalistas de las escrituras, en vez de vivir la vida y sanar los inmoralidades y males de la sociedad.

El humanismo temprano había tratado de distinguir aquello que era esencial para la conducta y corregir las cosas que contaminaron la religión. Pero por fin condujo al materialismo escéptico que no quiso hacer esta distinción, y eventualmente de propagar la idea que toda religión es fraudulenta, debe ser suprimida, y así previno que a los pueblos de adquirir precisamente aquellas cualidades del espíritu que pueden engendrar el amor y el servicio a la sociedad.

Sin tales cualidades, toda ideología trata de imponer sus objetivos limitados al poder secular político. Como toda civilización nueva ha tenido semillas religiosas, en estas luchas entre el materialismo y las muy divididas y debilitadas convicciones religiosas, podríamos considerar que sean aspectos de la agonía y la caída de una civilización antes de un nuevo ciclo espiritual, o sea lo que abre el espacio para un nuevo ciclo diurno después de una noche de confusión y duda.

Aparte de la realidad que toda institución o civilización sostenida por falibles hombres, tiene que pasar por épocas de nacer, infancia, niñez, adolescencia, madurez, y luego envejecerse y agonizar, una respuesta de estas preguntas puede encontrarse en las perspicaces observaciones de Ernest Renan, Mircea Eliade y Alessandro Bausani, entre otros.

La primera verdadera revolución religiosa se inició con Abraham, quien dramáticamente se separó de las creencias arcaicas y politeístas del viejo mundo con su nueva visión monoteísta y progresiva hacia un desenvolvimiento gradual y una unidad y propósito de historia más universales.

En las religiones y creencias arcaicas o llamadas paganas mucha de la historia no es un elemento positivo sino un descenso en el tiempo que debe ser evitado o reparado con la reintroducción de todo lo que era sagrado en lo primordial. Bausani explica los conceptos arcaicos:.

Hay dioses nacionales y lo sagrado innato en los reyes y las instituciones aristocráticas, mitológicas e históricas. Las instituciones son sagradas porque fueron fundadas "in illo tempore", fuera del tiempo histórico en una época mítica, mirando hacia el pasado más bien que al futuro, como el período sagrado la leyenda de las cuatro épocas y ver en el pasar del tiempo peligrosa decadencia, sin ninguna idea del progreso.

En los más remotos orígenes del mundo pos-arcaico encontramos un rompimiento dramático con este antiguo sistema cósmico bajo el impacto del monoteísmo hebreo personal, con una visión muy diferente.

En esta nueva visión, confirmada y renovada en todas las Escrituras de las religiones universales, todo lo sagrado está concentrado en un punto fuera de la creación, en un Dios personal y a la vez trascendental.

El culto al trascendente Dios está reflejado en el valor que se le pone a la persona individual, una evaluación que ha triunfado sobre la mentalidad pagana. Bausani agrega:. Una religión universalista contra una religión nacional. La historia, en esta nueva visión religiosa, ocupa el lugar de la mitología y, aunque todavía permanece como historia sagrada, ya no es vista solamente como un proceso cíclico sino como uno lineal, abierto al progreso futuro.

La felicidad, como dijo Ernest Renan, al comparar lo hebraico con el mundo clásico, está en el futuro el Mesías, el Reino de Dios más que en el paraíso terrenal de lo primordial, y así la idea de un progreso más o menos linear es introducida.

Habiendo sido la cuna de las religiones reveladas en el Oriente, este nuevo concepto tomó forma del Cristianismo, que se ha desarrollado en El Occidente, y en una fecha posterior d.

en el Medio Oriente, del Islam. Pero la gradual reinserción de insistentes elementos arcaicos dentro de estas formas de religión, puede ser identificada en el Islam como la resurgencia de las enemistades tribales islámicas, la degradación de la mujer a la condición pre-islámica, los abusos y privilegios de los sacerdotes que Mahoma trató de contener, y el dogma de que no podría haber más revelación posterior, ya que él era el "sello" de los profetas.

En el Cristianismo está reversión fue expresada por medio de la deificación de Jesús como Dios Mismo, la sustitución de lo sacramental y los elementos sacerdotales herederas de las tradiciones judaicas y paganas, la sustitución de la veneración de los santos en lugar de los antiguos dioses, la reversión a la idolatría y la afirmación de finalidad eterna de la revelación de Jesús.

En ambas religiones se heredó diferentes aspectos del legado de los teólogos judíos que "Las manos de Dios están encadenadas" y que iba a ser imposible que Dios revelara progresivamente su guía y voluntad.

Podemos también incluir la organización legal de las jerarquías y de las instituciones religiosas heredadas de conceptos arcaicos y leyes romanas. Es particularmente en las pretensiones de finalidad, que han afectado las religiones reveladas, en casi todos sus segmentos, lo que diluye este concepto de tiempo linear y a la larga, el progreso contínuo.

De esta manera, el tiempo se vuelve bipartito, ascendente del primordial, hasta Cristo o en el Islam, hasta Mahoma en el primer período y luego en declinación de estos orígenes hasta "el fin del mundo".

En la teología ortodoxa griega, e implícito en las expresiones más ortodoxas de las demás religiones, la palabra "cambio" es equivalente a "empeorar".

Los teólogos, en lugar de mirar hacia el futuro con esperanza se volvieron profundamente reaccionarios. Lo mismo ocurrió en el Islam, el cual, para proteger los intereses en un sistema aún medieval y de un clero muy celoso de sus privilegios, dio marcha atrás de su antigua tolerancia y se volvió cerrado y fanático.

En todas estas formas de monoteísmo, la historia y la repetida promesa universal de nuevas revelaciones, ha sido congelada por la insistencia en que "Moisés es suficiente para nosotros", "solamente Jesús salva" y que Mahoma fue, para siempre, el último vocero de Dios.

No queda nada más que la expectativa del "fin del mundo". Todo esto es el residuo de conceptos arcaicos introducidos por hombres imperfectos para reaccionar a sus propias y particulares crisis y dilemas, incapaces de ver que el cambio es inexorable y que llegarán a lamentar las consecuencias futuras de sus decisiones.

Estas regresiones han surgido a pesar de tantas profecías, tanto en la Biblia como en el Corán, de un tiempo crítico y calamitoso que pondrá a prueba a los hombres y tendrá su propia resolución en las promesas de rectitud y hermandad "en la tierra como en el cielo" en un mundo unido, pacífico y justo.

La insistencia de los teólogos en que su respectiva religión representa la verdad eterna que no puede ser sustituida por ningún otro mensaje y revelación, es una abierta violación a sus propias Escrituras.

Las religiones, cada vez más distantes en tiempo y sentido de sus orígenes con cada siglo que pasa, más ineficaces ante las opiniones y movimientos de gente secularizada, se han vuelto altamente ambivalentes e inseguras en sus tendencias. Mirando y añorando el pasado, muchas han descuidado la preparación para las promesas de sus propias Escrituras.

Al restringir la educación a la repetición de sus propias doctrinas y la necesidad de tener fe en ellas, muchas también han descuidado la educación del espíritu de amor y universalidad latente en el alma humana y han gastado sus energías en combatir todo aquello que perciben como hostil.

De esta manera se han declinado, y las "religiones sustitutas" del nacionalismo, racismo, comunismo y el individualismo extremo, con sus agendas seculares, han ejercido mucha mayor influencia en estos últimos siglos.

Ahora que estas ideologías sustitutas también han fallado en el cumplimiento de sus promesas de crear sociedades realizadas, se ha notado un aparente retorno a la religión. Pero las más notables facetas de este retorno a los credos tradicionales están enfocadas hacia los mismos elementos que produjeron tan amargos frutos hace cinco siglos.

En lugar de promover nuevos y más iluminadores y tolerantes conceptos espirituales, cordial a los descubrimientos científicos, los segmentos fundamentalistas de estas creencias han arraigado en la imitación del literalismo irracional, la intolerancia y la reacción, y a una marcada división entre los elementos conservadores y liberales dentro de sus propios credos.

En estos sistemas religiosos, ha habido un fraccionamiento en literalmente miles de sectas y denominaciones nada amistosas entre sí, y entre los cuales no pueden esconder intereses egoístas y comerciales. Estas rivalidades han aumentado el cinismo y el distanciamiento de tantas almas que sienten una profunda necesidad de religión genuina que pueda penetrar y transformar la realidad interna de las personas.

Estas diferencias y contiendas representan una parte mayor de la crisis religiosa del mundo moderno. En todo caso, es evidente por sus amargos frutos, que las diversas versiones de religión fanática, fundamentalista y supersticiosa, en lugar de elevar a la sociedad, la degradan, y en lugar de civilizar a los hombres los está conduciendo a la deriva.

Diariamente vemos esto en las raíces religiosas de los conflictos en el Medio Oriente, en los Balcanes, en Irlanda y Sur Asia, pero las semillas latentes de estos conflictos pueden germinar en lugares insospechados. Al mismo tiempo, las ideologías que pretendían ser idealistas, colectivistas y cerradas, asociadas con ese materialismo que es tan crítico de la religión y desdeñoso de la realidad espiritual del alma humana, tratan de limitar los propósitos humanos a la satisfacción de sus necesidades materiales.

Han fracasado en cumplir con su propia promesa de "un hombre nuevo en una nueva sociedad". Esto sucede precisamente porque tales ideologías tienden a ser tan críticas, coercitivas y espiritualmente áridas.

Tiene sus raíces ideológicas en el desprecio heredado del Esclarecimiento hacia la religión organizada, o sean las opiniones de Voltaire, Diderot, Helvetius, Feuerbach, y más tarde los Materialistas Positivistas y luego influenciados por los modelos mecánicos del universo y de una versión de religión artificial.

combinados con la reacción a las infelices condiciones de la Revolución Industrial, los descubrimientos de Darwin y el fermento de todas ellas en las mentes fértiles y poderosas de Marx y Engels, Neitzsche y Freud. Mientras tanto, la versión individualista del materialismo que ofrece ilimitadas satisfacciones a nuestra naturaleza egoísta y agresiva, es también un producto de la incertidumbre religiosa y de la selección natural y la extrapolación de la selección natural y la supervivencia del más apto, definidos por Darwin, en el ámbito social de los humanos.

Estas versiones justifican que el más fuerte, listo y astuto debería sobrevivir para dominar a la sociedad. Aunque estos materialistas, en nombre de la libertad, pregonan la religión y la moralidad en nombre, son más impulsados por el ego, la ambición, la avaricia y el ansia de "triunfar" a toda costa.

La sobrevivencia del más fuerte, que es claramente evidente en la evolución del mundo animal, ha sido un desastre en el campo humano. Por supuesto que la ambición y el ego y el enfoque del triunfo económico son más antiguos que la civilización misma, y moldeadas en la misma arcilla del hombre natural.

Pero es por eso que las enseñanzas de las religiones civilizadoras de la humanidad han ofrecido su contrapeso y antídoto de educar al hombre en su naturaleza espiritual y humanitaria. Hoy ésta autopromoción libre y permisiva ofrece mayor libertad global para prosperar que los sistemas cerrados, pero no ha producido a un exitoso "hombre económico" realizado y satisfecho en algún sentido profundo.

Ni ha encontrado la forma para que la prosperidad esté distribuida justamente para el beneficio de la sociedad en general.

Debemos analizar "por sus frutos" el valor de ambos remedios materialistas propuestos para resolver los problemas del mundo. En estos tiempos hemos visto fallas y relativamente breves vidas de sistemas cerrados y totalitarios. Su interpretación de la historia y su creencia en la indefectibilidad del dominio del proletariado, han promovido grotescas calamidades humanas.

Algunos pensadores inclusive describen estos regímenes como siempre sospechosos, paranoicos y con frecuencia destructivos por naturaleza, eficientes en destruir y muy deficientes en crear y construir.

Pero bastante de lo mismo puede decirse del siglo veinte acerca del fervoroso nacionalismo, racismo y fanatismo étnico que continúa asolando al planeta.

También puede decirse de cualquier dictadura o régimen autocrático basado en individuos megalómanos, sea de derecha o izquierda.

En estos retos y críticos puede haber cierta utilidad. Hasta el momento podrían servir para ser los elementos visibles que incitan, estimulan y presionan a la sociedad abierta y democrática a esforzarse en cumplir con sus promesas, y también para mostrar la marginación de los extremistas que están comprometidos con una desesperada batalla contra sus percibidos adversarios y la pérdida de su relevancia.

Ellos nos retan a ser fieles a nuestras propias pretensiones y principios humanitarios y religiosos, para también demostrar buenos frutos. Pero al analizar tales movimientos extremistas, encontramos que todos tienen como meta el dominio forzado de una clase, nación, raza o segmento étnico, o religioso sobre todos los demás humanos.

Esto claramente ya no es posible en un mundo tan diverso y compactado. Ahora bien, si las religiones fallaron, y luego sus sustitutos ideológicos también han fallado, y luego la resurgencia de la misma clase de religión falla de nuevo, ¿en que podemos encontrar algo valioso para apoyar nuestras luchas para lograr una identidad sensata y vital?

Exhorto al lector a que considere un propósito mayor de la historia y de estas crisis. Un propósito coherente atrás de nuestras luchas y tiempos como el brotar gradual, caótica pero dinámica, de la conciencia de la unidad de la humanidad y la gradual mayoría de edad y espiritualización de la raza humana.

Los defectos y abusos de la religión en nuestra historia y en estos tiempos están bien documentados, pero también debemos prestar atención a mucho que es potencialmente, y con frecuencia activamente, positivo en la religión.

El incremento de cualidades que proceden de nuestros impulsos espirituales, como la compasión, la bondad, el perdón, los esfuerzos por lograr justicia social, la educación, el servicio para promover el bienestar y la salud, la sensibilización de la moral y la conciencia social, la expansión de estas inquietudes más allá de las fronteras nacionales, los antídotos a la violencia y el conflicto, que han sido patrocinados por tantas organizaciones religiosas en el mundo, son seguramente positivos y encomiables.

La creciente inquietud por la salud mental, la amplitud, la tolerancia, los movimientos ecuménicos y las más libres y fraternales asociaciones con otros credos y pueblos, también son señales alentadoras.

El movimiento de los derechos humanos, de la promoción de soluciones pacíficas y la comprensión entre naciones y las virtudes y orientaciones que buscan contrastar con la baja disciplina moral, son otros aspectos que resaltan y contrastan con todo lo negativo cuando consideramos el papel futuro de las religiones.

Pero en general, tanto las antiguas iglesias del mundo y las versiones populares modernas no han mostrado suficiente poder espiritual en estos empeños para detener el incremento de la avaricia humana, la agresión y la violencia, la indiferencia moral y el desenfrenado hedonismo en las sociedades humanas.

Los pueblos más conocidos por su religiosidad tradicional no han proporcionado al mundo ejemplos edificantes, y algunas están sumergidas en violencia y corrupción o enfocadas en que sus creyentes "se sienten bien".

Estas no son críticas mal intencionadas, ya que muchos de los líderes de estas congregaciones han lamentado estas mismas debilidades. El origen de estas tendencias contrarias de la religión: la resistencia al cambio, la intolerancia, la división en miles de sectas que pelean las almas entre ella, el prejuicio y el fanatismo por un lado; y la compasión, la preocupación por los necesitados, la tolerancia y la enseñanza de valores espirituales y éticos, por el otro, pueden explicarse con ayuda de las Escrituras mismas.

De nuevo les refiere al Mateo , donde encontramos la parábola del "Trigo y la Cizaña". El "trigo" era la siembra verdadera y la "cizaña" la siembra de aquellos que han contaminado la religión.

Cristo indicó que se les debería dejar crecer juntas, porque al arrancar la mala hierba, algo del trigo también sería arrancado. En el "tiempo de la cosecha" el trigo y la cizaña serían separados, esta última juntada y quemada en hogueras, mientras que el trigo sería guardado en los granjeros para los fieles.

Es evidente que la cizaña es el producto de la interpretación contaminada humana. El trigo es aquello que es fiel a los fundamentos originales enseñados por los Enviados de Dios. En otras palabras, si comparamos las escrituras originales, en sus sentidos reales, no encontramos bases para todas las disputas, prejuicios, intolerancia, fanatismo o hipocresía.

Pero sí, encontramos estas justificaciones en las interpretaciones, dogmas y las doctrinas que dividen y creen hostilidades entre los creyentes y que representan insumos humanos falibles. La armonización religiosa requiere un enfoque mucho más decisivo en los valores centrales comunes a todos, y mucho menos refugio en los imitaciones e interpretaciones que, aunque venerables, siempre han fomentado división y controversia.

No hay manera de que las religiones llegan a concordarse, sin la depuración de la cizaña del trigo. Estos valores centrales y comunes son aquellos que pueden profundamente influenciar el carácter interno de la persona, y hacer más coherente la suma de sus atributos intelectuales y espirituales.

Este sentido espiritual aprecia una relación holística con aquello que siempre trasciende a la persona y que, en cada ciclo, será más conciente de la universalidad, grandeza y sublimidad de su Origen, y los insondables misterios que progresivamente vemos en la Creación y que tienen que proceder de esa desconocida Esencia que llamamos Dios.

Aquí no solamente encontramos un marco de referencia superior y un más firme y más estable equilibrio para lograr el conocimiento de nuestros verdaderos seres, o identidades más profundos, sino también podemos apoyarnos en una más elevada plataforma sobre la cual podemos construir una más sana relación con los otros humanos de tantas opiniones, caracteres, creencias, culturas y colores.

Necesitamos dejar de temer esta expansión, y desarrollar la inteligencia y sinceridad espiritual para evaluar culturas y pueblos tan diversos y esto debe surgir de la seguridad en nuestra propia identidad más elevada.

También necesitamos que se nos recuerde de este proceso de religión purificadora, de paz, unidad y realización "en la tierra" que todas las religiones han prometido.

La Reconfirmación de las Bases Espirituales de la Religión. Ahora tratemos, en pocas palabras, de definir lo que es esencial y eterno en la religión. El propósito de la fe y del creer es ennoblecer el ser interior del hombre con las dádivas de gracia que vienen de lo alto.

Si esto no se obtiene es en verdad la privación misma". Las virtudes que elevan al mundo y unen a sus pueblos son la bondad, el amor, la paz, la sinceridad, la honestidad, la rectitud, el desprendimiento, la comprensión y la práctica de la equidad y la justicia, la iluminación de la sabiduría y la adquisición de conocimientos tanto para la propia perfección como para servir a la felicidad de los demás.

El estudio de las Escrituras nos obliga a agregar virtudes no siempre asociadas con la práctica de las religiones: la tolerancia y la indulgencia hacia los defectos de nuestros prójimos. Estas son las cosas del espíritu que los Fundadores de las religiones universales promovieron y vivieron como ejemplos principales, y estas son las cosas que tan desesperadamente se necesitan para sanar los males del mundo.

Si no se atiene éstas, si la religión se convierte en "…la causa de aversión, de odio y de división, sería mejor no tener ninguna y apartarse de semejante religión sería un verdadero acto religioso…una religión que no sea cauce de amor y unidad no es una religión.

Cualquier remedio que causa enfermedad no proviene del grande y supremo Médico". Es decir, la religión existe para curar los males del mundo. Si conduce a la causa o empeoramiento de la enfermedad, sería preferible dejar de valer de ella y buscar otro medico y medicina.

La humanidad tendrá que aceptar que su afán religioso tiene que buscar y justificarse en lo que ilumine y expande la mente y limpie y ensanche el corazón. Ciencia y religión: el desenvolvimiento de un diseño cósmico. Esta creencia positiva del rol de la religión no tiene nada que ver con actitudes irracionales y anticientíficas.

La ciencia es un método sistemático y disciplinado de pensar. La religión es una conexión con un modo de vida edificante y un sentido de propósito.

Ambos son necesarios y ambos tienen elogiosos procesos. Los métodos racionales y sistemáticos son aplicables tanto a lo espiritual y religioso como a las cosas fenomenales. Un ejemplo de esta aplicación de métodos racionales y sistemáticos a los fenómenos religiosos tiene que ver con el crecimiento y la declinación de los sistemas religiosos a lo largo de la historia.

Esta aplicación se refiere a la Teoría General de Sistemas y es definida como sigue:. Una religión empieza con el reconocimiento de una Fuente trascendental, un Alma considerada infalible y verdadera, que representa la Deidad aquí en la Tierra.

Unos pocos de sus primeros seguidores ven que Sus juicios, consejos, mandamientos y conductas no proceden de otros humanos y que su conocimiento es superior y no adquirido de otras fuentes humanas.

Emanan de una fuente que trasciende las limitaciones humanas y toca profundamente el espíritu y el corazón. Es opuesto y perseguido por las tradiciones establecidas.

Su causa crece lentamente a pesar de la adversidad y persecución, los seguidores se unen alrededor de su Fuente y conceptos principales, y gradualmente evoluciona en una multitud que tiene una gran influencia en el mundo. Pero al extender la influencia de la nueva causa con cada generación, la guía original y la pureza de sus enseñanzas poco a poco se ven comprometidas por opiniones humanas y conflictivas.

Las aportaciones humanas y los ajustes para ser relevantes en condiciones cambiantes, de fuentes que no son infalibles, sino que con frecuencia están muy distantes del espíritu original.

Con el pasar de los siglos, Su fe sufre, en algunos casos, graves deformaciones, como en los muy conocidos abusos de corrupción, las persecuciones de otros y conflictos sangrientos entre segmentos de la misma religión que son aprobadas y promovidas por sectas y segmentos adversarios.

Al final de un ciclo religioso el lastre de la falibilidad humana gradualmente pesa más que el mensaje original e impide que la institución navegue. La religión zozobra en las rocas de condiciones mundiales defectuosas, continúa engendrando nuevas, y a menudo fugaces, facciones, y es constantemente remendada pero demasiado agotada y dividida para renovarse.

Sus seguidores sienten un vacío de poder y seguridad espiritual, una desesperada necesidad de fe para dar consuelo, proteger, dar sentido y unir a los creyentes.

Los templos puede que se llenen, pero el espíritu está ausente, queda residuos de dogma sin vida. Hay inclusive un desesperado intento de volver a los fundamentos originales, de descubrir de nuevo el elixir espiritual que, con toda esa confusión y zarandeo, se ha evaporado.

La desesperación, el fanatismo y aún la violencia pueden marcar su agonía. Sin embargo este es un proceso natural del envejecimiento que cada organismo e institución sufre y no nos debe sorprender. Todas las Religiones nacen, crecen, maduran, crean una civilización, declinan y lentamente agonizan, como el cambio de la primavera al invierno.

Luego viene otra primavera. Nace y crece la devoción a otra Alma y religión, sin ser percibida excepto por sus primeros discípulos. Eventualmente renueva y avanza la conciencia de unidad y espiritualidad en el mundo. Sus palabras verdaderamente inspiran y guían, su conducta y valor ante toda clase de oposición, y su sacrificio indican que su poder no emana de otros hombres.

Esta es una aplicación aproximada de la Teoría General de Sistemas, propuesta por científicos como Irvin Laslow, que dan valor a las verdades espirituales.

El renombrado historiador Arnold J. Toynbee sostiene que, cuando una civilización se acerca a su caída, surge un Estado Universal, como Roma por ejemplo, centro del cual aparece una religión universal, usualmente desde afuera, que se desarrolla simultáneamente con la decadencia del estado universal, sin ser la causa de la decadencia , para convertirse en la crisálida de una nueva civilización.

Es atacada y perseguida por intereses de la religión establecida, especialmente en el lugar de su nacimiento. El proceso empieza de nuevo sobre bases y almas que están distantes y dispuestas a hacer grandes sacrificios para lograr esta renovación espiritual.

Entre mayor sea la distancia espiritual de la religión largamente establecida de sus propios orígenes, más sea la desesperación y el fanatismo de su oposición a la nueva. Una religión pierde su vitalidad y otra nace. Pero realmente es una nueva aparición del mismo Sol de la Verdad desde un nuevo punto en el horizonte.

Es una nueva fase de la Alianza eterna entre Dios y los hombres. Esta es la dinámica de la "revelación progresiva", cuya promesa comienza con Abraham. Este proceso esta metafóricamente prometida en las Escrituras, como en la Parábola del Viñedo en los Evangelios y en sinnúmero de profecías deliberadamente alegóricas.

Las religiones que continúan insistiendo en conceptos y creencias obsoletas de eras antiguas y pre-científicas, dejan de ser relevantes para estos nuevos paradigmas.

La creación es siempre continua y desafiante. A medida que el mundo se hace más pequeño y compacto en términos de interdependencia y comunicación, nuestros centros de unidad y lealtad deben siempre ampliarse.

Bausani cita estas palabras del gran paleontólogo Jesuita, Tielhard de Chardín:. Yo sé que esta esperanza no parece ser parte de la perspectiva cristiana, y por eso la mayoría de aquellos que la describen descubren en ella, por lo menos implícitamente, la emergencia de una religión destinada a desarraigar todas las religiones del pasado…" [28].

En sus primeras etapas, el nuevo ciclo de renovación espiritual no parece demostrar una obvia relación con la antigua. En realidad tiene una muy clara relación con las Escrituras originales de las anteriores religiones, ya que cada una de ellas realmente ha estado un peldaño más arriba de la misma escalera espiritual que siempre ha existido desde la promesa de Abraham de que Dios no dejaría abandonada a la humanidad, sino que enviaría orientación en la hora de necesidad.

Hay un desenvolvimiento evolutivo e intensificador de la conciencia espiritual de la humanidad. La humanidad es el estudiante, los Fundadores de las religiones universales o Manifestaciones de Dios son los educadores divinos para sus respectivas épocas.

Si las religiones pudiesen ser purificadas de los agregados y contaminaciones del dogma, la superstición y las vanas imitaciones del pasado, veríamos que las únicas desavenencias están basadas en dos aspectos: 1 los residuos teológicos, que son falibles y que eventualmente se vuelven obsoletos debido a los descubrimientos de tiempos subsiguientes.

Hay leyes en el Pentateuco que fueron abandonadas hace milenios, aún entre los más ortodoxos seguidores de Moisés. La verdad religiosa es relativa y no absoluta. Cada religión responde a las necesidades de su tiempo de acuerdo con las capacidades de una humanidad que, en grandes contextos, aumenta continuamente en la conciencia y la visión.

Al mismo tiempo, no hay desacuerdos sobre la esencia espiritual y eterna de las religiones universales. Cada una ha enfatizado repetidamente estas virtudes espirituales eternas y profundizado el sentido espiritual de esta Alianza Eterna.

También las lealtades sociales de sus respectivos seguidores han sido progresivamente extendidas del clan o tribu a la ciudad estado, a la nación y ahora a la conciencia mundial. Las enseñanzas espirituales sobre la conducta, el amar a Dios amándonos los unos a los otros, el servir al prójimo, buscar la felicidad de los demás, perdonar y no acumular resentimientos o rencor, progresar en la adquisición de virtudes, conocimiento y comprensión de las cosas espirituales, no son de ninguna manera anticientíficas o irracionales.

Estos aspectos espirituales eternos dan un sentido de propósito y dirección a la vida, que la ciencia no puede ofrecer. Repito, la ciencia es un instrumento de percepción, más que nada de asuntos materiales lo que en dimensiones subatómicas se está volviendo ahora cada vez más abstracto y misteriosamente inmaterial , y la religión es un instrumento de guía para la conducta y para el crecimiento espiritual y moral.

Cada una de ellas es necesaria y complementa a la otra. En verdad os digo: pesa cuidadosamente en la balanza de la razón y la ciencia todo lo que te es presentado como religión.

Si pasa esta prueba entonces, ¡acéptalo porque es la verdad! Sin embargo, si no lo hace entonces recházalo porque es ignorancia". La ciencia se ha desarrollado en una forma secuencial y progresiva y continuará haciéndolo así eternamente. Cada etapa progresiva de su desarrollo está basada en los descubrimientos y conceptos de mentes previas.

Newton afirmó que él había podido visualizar sus más nuevos horizontes porque se apoyó en los hombros de gigantes. Las etapas de cambio a veces son grandes, como las comprendidas entre las cosmografías de Aristóteles y Tolomeo, que fueron superadas por las de Copérnico, Kepler, Galileo y Newton, y que ahora han sido superadas por las de Plank, Bohr, Einstein y Wheeler.

Cada etapa de avance y mayor comprensión del universo es más dramática que su predecesora. Pero la ciencia experimenta con ciertos límites un paradigma nuevo. Aún cuando las nuevas fases han sido siempre asombrosas y difíciles de creer al principio, Newton tenía razón: no se pueden lograr adelantos sin las contribuciones anteriores.

En contraste, la religión dogmática tiende a cristalizarse y a resistir el cambio. Esto es obviamente el trabajo de unos teólogos y clérigos, quienes en cada generación injertan en la religión su propia limitada comprensión o deseo de afianzarse más dentro de su concepto del poder.

En vista que la religión es tan íntima y vital para la sociedad, la introducción de un nuevo ciclo o etapa, como la del cristianismo del judaísmo y paganismo, o del Islam sobre los pueblos politeístas de Arabia, por ejemplo, fue profundamente traumática y tenazmente resistida.

El hecho de que en el arcano lenguaje de las profecías encontramos indicios de que la revelación es progresiva y es aportada en dosis de acuerdo al crecimiento y experiencia humanos, la conciencia y el saber, nos da más confianza en la promesa de Abraham de que Dios renovará y extenderá su guía por medio de subsiguientes revelaciones.

En verdad la religión es, en grandes ciclos, secuencial y progresiva, pero muchos líderes de sus respectivos segmentos insisten en que su versión particular es la verdad permanente y eterna. Esto crea una profunda división en nuestra identidad ideológica: una parte que piensa científica y progresivamente y otra parte que cree en conceptos cristalizados y reaccionarios.

En cuanto a las relaciones entre la religión y la ciencia, existen muchas áreas en las cuales la ciencia no puede conocer la esencia de las abstracciones y los asuntos metafísicos que son parte de la religión. Una razón por la cual algunos científicos positivistas se sienten incómodos con los aspectos puramente abstractos y espirituales, es que éstos no se prestan a pruebas empíricas y, sin estas pruebas, ellos sienten que una idea tiene el mismo valor que cualquier otra.

Esta opinión tiene cierto valor y los científicos tienen derecho a pedir pruebas. Es innegable que las verdades religiosas han sido mezcladas con supersticiones y con ideas arbitrarias humanas que tienden a cristalizarse en dogma. Esta es la objeción subyacente de los científicos. Pero el enigma del hombre esquiva el análisis empírico, y siempre lo hará, ya que solamente un reino superior puede comprender a un reino inferior.

La más sabia y perspicaz mente humana carece del criterio para la comprensión adecuada de su propia esencia, mucho menos de aquello que le trasciende. Los científicos no positivistas la mayoría de los físicos teóricos modernos aceptan que hay muchas cosas que existen pero no son comprensibles por medio de métodos empíricos o modelos mecánicos.

Con relación a la identidad, Carl G. Jung describe el trauma ocasionado por la brecha entre la fe y el conocimiento científico.

Es como si dos diferentes personas estuvieran haciendo declaraciones sobre la misma cosa, cada una desde su propio punto de vista, o si una persona con dos diferentes modos de pensar estuviera dibujando un cuadro de su experiencia. Si por"persona" sustituimos "sociedad moderna" es evidente que esta última está sufriendo de dislocación mental, o sea un disturbio neurótico.

En vista de esto, no ayuda nada si una parte tira obstinadamente hacia la derecha y la otra hacia la izquierda. Esto es lo que sucede en cada psiquis neurótica, para su angustia, y es precisamente esta angustia lo que lleva al paciente al doctor". Parte del problema con los científicos positivistas es la frustración de no tener el poder para definir la conciencia en términos fisiológicos.

Existe el temor de que lo desconocido llevará a las personas hacia especulaciones ocultas totalmente fuera de su control. Jung escribe este fascinante párrafo acerca de una reacción de Sigmund Freud:.

Esto es la experiencia común psiquiátrica que la devaluación del psiquis y las otras resistencias a la iluminación psicológica se basan en gran medida en el temor - del temor extremo - de los descubrimientos que se pueden hacer en el reino del inconsciente.

En estas palabras Freud expresó su convicción de que el inconsciente todavía abrigaba muchas cosas que pueden prestarse a interpretaciones "ocultas", como es el caso actual". El ocultismo es la exploración informal e indisciplinada de la realidad humana basada en experiencias muy subjetivas.

Indudablemente hay muchas falsas, así como verdaderas evidencias que pueden hallarse en esta exploración, y la mente científica tiene razón de temer la parte indisciplinada y la falta de evaluación sistemática.

Me inclino hacia la opinión de Victor Frankl cuando distingue entre la espiritualidad y el espiritismo, y define este último que habla de "cuerpos astrales" y "vibraciones, rayos y ondas" como el cuasi-materialismo de lo espiritual, o aquello que es el " fenómeno de la materialización del espíritu ".

Algunos científicos positivistas que todavía se resisten esta imposibilidad se han vuelto tan cristalizados en su fe en modelos mecánicos como están los defensores de la religión dogmática en su fe en doctrinas obsoletas e inaceptables por la ciencia.

Sin embargo, es evidente que hay muchas cosas abstractas que no están sujetas a los sentidos físicos y los experimentos empíricos. El conocimiento por si solo, la comprensión, el amor, la bondad, sabiduría, generosidad, honestidad, justicia e imaginación no son visibles ni puede ser objeto de experimentos en laboratorios, no pueden ser materializadas pero ciertamente existen.

La única manera de evaluarlas es " por sus frutos los conoceréis" , [33] y este criterio no contradice ninguna lógica científica.

El conflicto entre la ciencia y la religión ha surgido por la interpretación literal de versos que no tienen sentido con tal interpretación. Que las mismas escrituras establecen que tales versos no deben tratarse en sentido material.

Vemos unos ejemplos: Pablo I Corintios dice: "Porque en la ley de Moisés está escrito: No pondrás bozal al buey que trilla. En los primeros versos dice que en el primer día Dios hizo la luz y lo separó de las tinieblas, llamándolos "día" y "noche", versos 3 -5 cuando hasta el cuarto día se hizo el sol y la luna.

versos De esta manera se indica que desde el inicio, hubo diseño, propósito y sabiduría en la Creación. En el Nuevo Testamento también se aclara lo insensato de la interpretación literal.

En cambio, el que es espiritual juzga todas las cosas: pero el no es juzgado por nadie. Porque la letra mata, mas el Espíritu da vida.

Todo profeta y poeta bien sabe que la única manera de expresar de forma concentrada lo abstracto, tiene que usar símbolos concretos. Además, Cristo llamó necios y adúlteros aquellos que requerían milagros físicos como requisitos de la autenticidad de una visitación divina entre los hombres.

El literalismo o interpretación material de tales versos y palabras han puesto aquellas espesas barreras entre la religión y la ciencia. En los últimos cien años, la física nos ha enseñado los insondables misterios a fondo de la materia, el universo, y dentro del hombre mismo, más los misterios atrás de la evolución y los métodos graduales y naturales que un Creador podría haber decidido perfeccionar su obra.

Más allá de esto, si dentro en la realidad del hombre existen las potencialidades de pensamiento, comprensión, propósito y diseño, más las virtudes de bondad, compasión, sentido de justicia, sabiduría, piedad, perdón, desprendimiento y sinceridad, es perfectamente razonable creer que al fondo de la Creación de nuestra vida y poderes, debe existir el propósito y diseño, amor y conocimiento, justicia y sabiduría, en grados insospechados, ya que no puede existir en una parte lo que no exista en el Todo.

Puesto que las ciencias no son efectivas en inculcar virtudes éticas o cualidades espirituales, la religión provee con esta función complementaria. Y aún más, si dentro del hombre existen las innegables propensiones religiosas, o de creer y buscar propósitos elevados y un inefable espíritu que nos trasciende y nos hace anhelar sentidos en nuestras vidas, por una parte, y la innegable configuración mental de pensar en forma razonable y lógica, por otra parte, entonces la fe y la ciencia deberían ser complementarias y no conflictivas.

En edades de confusión y escepticismo, se pierde este esencial complemento, la civilización se degenera y los pueblos y las mentalidades de individuos se dividen en un marasmo de conflictos entre superstición y materialismo.

Si trata de volar sólo con el ala de la religión, caerá inmediatamente en el lodazal de la superstición, mientras que por el otro lado, si sólo trata de usar el ala de la ciencia, tampoco podrán hacer ningún progreso.

Ya que se hundirá en el angustioso pantano del materialismo. Un ser humano con un psiquis o identidad sana, inquisitiva, afectiva, informada, confiada e iluminada espiritualmente, deja señales y frutos. Hacen bien para si mismo y para la sociedad en que vive. Una identidad o psiquis que se expresa a si misma con rencor, comportamiento egocéntrico, antisocial, violento, engañoso e insensato, en detrimento de los demás, es una identidad enferma.

Hace daño a la persona y daño a la sociedad. En vista que no pueden existir efectos sin causas, no podemos evitar el uso de tales evaluaciones y juicios basados en los efectos o frutos.

Estas conclusiones agradan a ambos criterios, los religiosos y los científicos. El conflicto de la ciencia y la religión en nuestras identidades. Esto nos conduce a la evaluación de las identidades divididas por el conflicto entre la ciencia y la religión.

No podemos tener una identidad coherente o sana si creemos en dos cosas que son mutuamente excluyentes, y he escuchado a personas educadas decir frases tan desatinadas como: "Yo creo en la ciencia durante la semana, pero creo en la Biblia los Domingos".

Ya hemos explicado que el remedio para esta división mental es reconocer que tanto la religión como la ciencia, en sus aspectos más altos y auténticos, no son mutuamente excluyentes. Puede ser que ellas han tratado diferentes facetas del ser y la naturaleza y puede ser que ellas usan diferentes términos e instrumentos para comprender sus respectivas áreas de competencia.

Pero ambas nos conducen a realidades que eventualmente convergen en una sola Realidad. Suponiendo que las Sagradas Escrituras son verídicas y auténticamente inspiradas, las interpretaciones de sus versículos, metáforas y simbolismos difieren grandemente y muchas de esas interpretaciones son de falible origen humano.

Se explicó también que si las alegorías, versículos y palabras arcanas de las Escrituras, en lugar de tener un sentido literal que la ciencia no puede aceptar, fuesen interpretados metafóricamente, la brecha se disminuiría considerablemente con ello.

Posteriormente, paso al ámbito de las identidades juveniles, donde también presento las ideas de algunos expertos que han reflexionado sobre la identidad y la condición juvenil.

Por último, hablo de tres ejemplos de investigaciones sobre la identidad en jóvenes en la ciudad de Pachuca de Soto, Hidalgo. La finalidad de este texto es mostrar un panorama general sobre dichas categorías, para entrever sus conexiones teóricas y empíricas. Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.

Indexada por :. Ir al contenido principal Ir al menú de navegación principal Ir al pie de página del sitio. El caso de los jóvenes cosplayers de Pachuca, Hidalgo. Resumen Hablar sobre la identidad desde la teoría es una tarea compleja, lo anterior, lo señalo porque no existe una definición única para dicha categoría conceptual, hay que tener en cuenta que cada disciplina y cada autor la definen de manera distinta, según sus marcos teóricos de referencia.

Citas Identidades juveniles. En el contexto de nuestra contemporaneidad, Tangueca apunta que la identidad de los jóvenes hoy en día esta influida por los procesos globales en los que estamos insertos, por ende, la dimensión histórica y social de nuestro tiempo da estructura y contenido a la identidad juvenil, la cual se presenta como diversa, flexible, dinámica y múltiple.

El consumo cultural de los jóvenes, dice el autor, es una evidencia de su identidad, entre otras evidencias, su análisis nos puede dar indicios para comprender como los jóvenes hoy en día configuran su identidad a partir de las prácticas de consumo que llevan a cabo, sin dejar de tomar en cuenta otras dimensiones de la identidad como la familia, el género, la clase social, el territorio y las relaciones entre grupos de edad y las diferentes generaciones.

y Lafferte, M. Además, los autores plantean que para entender la condición juvenil en la actualidad, debemos de comprender sus prácticas y la dimensión simbólica de dichas prácticas, porque ambas, son manifestaciones de las diversas maneras de ser joven en el marco de los procesos de socialización que ocurren dentro de las transformaciones sociales del mundo occidental en las últimas décadas, como por ejemplo, la resignificación del tiempo y el espacio, el desanclaje territorial, que configuran nuevas formas de concebir la estructura social.

José Manuel Valenzuela responde a Vommaro que el tema de las identidades debe de pensarse desde una posición interpretativa distinta que tome en cuenta las necesidades y expresiones reales de las y los jóvenes en Latinoamérica, solo así, podremos hablar de una identidad sitiada, y de la reinvención de los jóvenes en las diversas maneras de participar en el ámbito público, lo anterior lo entiendo en el sentido de que los jóvenes son actores o agentes sociales activos que participan de manera dinámica en la conformación de sus diversas, identidades que se expresan en su forma de vestir, de socializar, de hablar, en su prácticas culturales, en la música que escuchan, en los imaginarios y en la dimensión ideológica de sus haceres, en los objetos que consumen, entre otros aspectos que son evidencias de su identidad.

Asi, estudiar las identidades, nos puede arrojar luz sobre como se configuran los grupos socilaes, como ingresan a estos los individuos, cual es el proceso de aceptacion y como se representan los participantes esa colectividad.

El autor piensa que analizar el proceso ritual, las performances y los comportamientos sociales nos pueden dar la posibilidad de comprender las dinamicas socioculturales que no pocas veces contienen elementos lúdicos, políticos e incluso de violencia que se expresan de manera evidente o simbólica.

Identidades juveniles en Pachuca, Hidalgo. Si reflexionamos un poco, estos jóvenes se arraigan a la familia, al territorio y a la historia, sobre estos pilares se sustentan sus procesos de identidad. Con base en lo anterior, me parece importante acotar que es importante no olvidar que el género también es una de las dimensiones de la identidad, y los discursos y prácticas que se construyen en torno a él, son evidencias de esta, dignas de observación y análisis.

Por otro lado, considero que los trabajos citados nos pueden dar una idea sobre lo que falta por investigar en relación a las identidades juveniles en Pachuca, Hidalgo.

Ahora, hablaré sobre los jóvenes cosplayers de Pachuca, a partir de algunas observaciones que he hecho en las convenciones de comics y cosplay de esta localidad, como La Tuzocon, que se celebra en las instalaciones de la Preparatoria Número 1 de la UAEH, y la Expo Anime que se presenta en los Salones Joya de esta ciudad.

Entonces, lo que aquí expongo son algunas consideraciones generales, a partir de lo visto en dichos espacios donde se expresan la identidad de algunos jóvenes de ambos sexos que practican este juego de disfraces contemporáneo.

De entrada, es necesario aclarar que es el cosplay. Los aficionados a este juego de disfraces se reúnen en convenciones dedicadas a estos productos culturales para interactuar, participar en concursos de disfraces, en performances, o para consumir algunos productos alusivos a estas industrias del entretenimiento, de la misma manera, ellos posan constantemente para las cámaras de los medios de comunicación, y de los asistentes a estos espacios de ritualización social.

Cabe señalar que esta actividad cultural nace en los años setenta del siglo anterior, tanto en Estados Unidos como en Japón, y desde los años noventa se ha arraigado en el gusto de un sector de la población juvenil, tanto en México, como en diversos países de América Latina.

Cabe recorder que el ritual es el mecanismo por medio del cual se configuran las identidades individuales y colectivas, en el uso organizado del tiempo y el espacio. El ritual da sentido a la experiencia colectiva y da normas a las acciones sociales en tiempos y espacios prefijados y reconocidos colectivamente.

Los cosplayers llevan a cabo todo un ritual lúdico teatral antes y durante las convenciones. Algunos cosplayers practican deportes para modelar el cuerpo para parecerse al personaje a representar, entrenan para trabajar el cuerpo y conservar su figura, otros hacen dietas y comparten consejos de belleza para cuidar la piel, es evidente la preocupación por cuidar el cuerpo para que seá más atractivo y parecido al personaje por representar.

También la confección de su vestuario debe ser de la mayor calidad posible y lo más cercano al original. El juego ritual del cosplay es actuación seductora, en él se encarnan representaciones de personajes ficticios, hay acciones teatrales intencionales para ser vistas, para gustar, el cosplay para existir requiere del poder de la fantasía, de la exhibición pública, de la complicidad, de lo lúdico.

El universo cosplay se desarrolla en el espacio ritual de las convenciones nacionales e internacionales respaldadas por la gran industria del comic y el anime, en donde se mueven grandes cantidades de dinero alrededor de estos encuentros de personas acuden en búsqueda de satisfacer el deseo de adquirir novedades editoriales comics, mangas, suvenires , y algunos pasearse disfrazados como un homenaje a su héroe preferido, para ser vistos, satisfaciendo así sus propios imaginarios y utopías.

Los cosplayers de esta localidad, desenvolviéndose en sus particulares contextos de interacción y poniendo en juego sus expectativas, se comportan en función de las reglas, códigos y símbolos que envuelven y matizan esta práctica cultural contemporánea.

Sus tiempos y espacios de ritualización e identificación las convenciones Tuzocon y Expo Anime devienen en campo donde pueden desplegar todas sus conductas potenciales poniendo en juego toda su identidad. Considero que el análisis de esta práctica lúdico teatral moderna puede aportar información sobre la manera en que se configuran nuevas identidades juveniles caracterizadas por novedosas maneras de participación e interacción con la alteridad.

Estas formas actuales de identificación están relacionadas con el goce por lo lúdico, la exhibición, la ligereza de comportamientos, la vivencia placentera de practicar en grupo este juego de disfraces. Las convenciones de comics y cosplay en Pachuca, entendidas como contexto de interacción para los cosplayers, son el marco donde los participantes en este juego de disfraces emergente se reconocen como miembros de un colectivo que comparte los mismos gustos, intereses y relativos a este tipo de práctica lúdico teatral y al universo ficticio de estas industrias del entretenimiento.

Los cosplayers conocen los tiempos y los lugares de participación, igualmente, interiorizan ese complejo simbólico que significa el ámbito fantástico del comic, el manga y el anime; así como los canales, las redes y circuitos donde se difunde este universo de la ficción.

En otras palabras, estos actores sociales, que fuera de la escena cosplay pertenecen a otro tipo de colectividades con identidades diferentes, se distinguen y se reconocen en estos espacios lúdicos, configurando así una identidad que funciona como su emblema grupal mientras duran sus representaciones lúdicas.

Los cosplayers se reconocen como perteneciendo a su universo lúdico colectivo extimidad , mientras hacen las representaciones de los personajes de ficción a partir de su mismidad y de su biografía intimidad.

Por último, considero que los cosplayers de Pachuca cuando se disfrazan y representan un personaje lo hacen a partir de toda su corporeidad, cuando hacen cosplay están implicando todo su cuerpo a través de movimientos, expresiones, percepciones, emociones y representaciones.

Nosotros y Idengidades otros. Existe el temor de que lo desconocido llevará a Cartones de Bingo Ecologicos personas hacia especulaciones ocultas totalmente fuera de su control. Aunque algunos conceptos Honores de Variedad de Identidades conclusiones de este ensayo, Vatiedad son ampliamente aceptados en estos tiempos, pido al Variedas considerarlos Jackpot progresivo casino indulgencia y sopesarlos contra las gastadas alternativas. Estos tiempos, sin embargo, requieren una madura, perspicaz e Vwriedad apreciación de la Identidaxes Honores de Variedad de Identidades de los Honofes que sufren todas Honofes culturas, sin Honores de Variedad de Identidades en ninguno de los dos extremos: una uniforme, amorfa y embotada cultura de consumismo, ni en una cultura cristalizada e irrecuperable del pasado. Los distintos talentos y capacidades artísticas, literarias, lógicas, matemáticas, mecánicas, curativas y analíticas; los diferentes grados de sociabilidad, los diferentes expresiones del desarrollo de las características heredadas y adquiridas, de grado de voluntad, esfuerzo y energía; las variables emocionales, tendencias subjetivas y objetivas; los diferentes sentidos de destino, la seriedad y la frivolidad, lo práctico y lo imaginativo, la introversión o la extroversión; las diferencias en temperamento, carácter, afectividad, constitución física y personalidad, grados de participación social y tendencias ideológicas y un sin número de combinaciones de estos y otros factores, hacen que cada individuo sea único y singular. Romine recordó su propia experiencia en la escuela preparatoria y como estudiante universitaria de primera generación. Aunque es más difícil desarrollar un carácter y conducta loable en condiciones adversas, no es de ninguna manera imposible.

Trata de encontrar un sentir de identidad que puede armonizar una enorme diversidad de caracteres, opiniones y pasiones en medio de cambios caóticos en los P: Realmente aprecio el énfasis en asegurarse de que todos los estudiantes, sin importar su raza, etnia, identidad de género, orientación sexual De manera que, si uno de los miembros padece, todos los miembros se conduelen, y si uno de los miembros recibe honores, todos los miembros se regocijan con él: Honores de Variedad de Identidades
















Sin Honores de Variedad de Identidades, si no lo hace entonces recházalo porque es ignorancia". Ella apreciaba Honores de Variedad de Identidades Identidadess con el tacto y desarrolló Varieadd que muchos consideraban imposibles. Brown-Silverstein Identidares que también permite una mayor colaboración entre los maestros porque más educadores están enseñando las mismas clases. El humanismo temprano había tratado de distinguir aquello que era esencial para la conducta y corregir las cosas que contaminaron la religión. En el Nuevo Testamento también se aclara lo insensato de la interpretación literal. El propósito de la fe y del creer es ennoblecer el ser interior del hombre con las dádivas de gracia que vienen de lo alto. El conflicto de la ciencia y la religión en nuestras identidades. Es el grado del sacrificio lo que es moralmente significativo. Febrero 28, En lugar de promover nuevos y más iluminadores y tolerantes conceptos espirituales, cordial a los descubrimientos científicos, los segmentos fundamentalistas de estas creencias han arraigado en la imitación del literalismo irracional, la intolerancia y la reacción, y a una marcada división entre los elementos conservadores y liberales dentro de sus propios credos. Especialmente en South y McNary, las clases AP, IB y de honores han sido significativamente más homogéneas que el cuerpo estudiantil. El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para La escuela secundaria ofrece una amplia variedad de eventos y organizaciones para estudiantes, por lo tanto es normal que ellos se dediquen a diferentes Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los De manera que, si uno de los miembros padece, todos los miembros se conduelen, y si uno de los miembros recibe honores, todos los miembros se regocijan con él Trata de encontrar un sentir de identidad que puede armonizar una enorme diversidad de caracteres, opiniones y pasiones en medio de cambios caóticos en los Duration Duration identidad como la familia, el género, la clase social, el territorio y las relaciones entre grupos de edad y las diferentes generaciones. 4 Trata de encontrar un sentir de identidad que puede armonizar una enorme diversidad de caracteres, opiniones y pasiones en medio de cambios caóticos en los Honores de Variedad de Identidades
La consecuente tendencia Honnores sus enemigos Variiedad cristalizar la definición de Honires religión según Honores de Variedad de Identidades Variedaad bajas etapas, un error proyectado por Ve, Holbach, Feuerbach, Marx, Nietzche y Freud, entre otros, Hoonres muchos ha tenido Identidsdes efecto de desacreditar toda Identidaades en todo tiempo. Lo mismo ocurrió en el Islam, Honores de Variedad de Identidades Hpnores, para proteger los Estrategias de póker cooperativo en un sistema aún medieval y de un clero muy celoso de sus privilegios, dio marcha atrás de su antigua tolerancia y se volvió cerrado y fanático. La crisis religiosa en la civilización occidental nos mostró cuan inadecuada era esta sustitución de la creencia y ritual, en lugar de vivir la vida y servir a los demás, a que se dirigían los mensajes esenciales de Cristo y los primeros apóstoles. Comprensión y socialización del concepto género en estudiantes de educación media superior de Pachuca, México. P: Estoy tratando de hacer los cálculos. Pero la vida moderna vincula en grupos económicos, políticos y de otras características a conjuntos de personas que nunca hicieron un pacto de mutuo acuerdo, que desean y necesitan para sí cosas distintas. Siguiente Destacado de la Semana Nacional de Consejería Escolar: Kristal Cooks Siguiente. La participación en estos cursos puede impactar en las admisiones universitarias de los estudiantes, lo que a su vez puede tener una impresión a largo plazo en sus opciones de carreras e ingresos futuros. Hay un desenvolvimiento evolutivo e intensificador de la conciencia espiritual de la humanidad. La más destacada literatura, ya sea sagrada o secular, versa sobre los sufrimientos de aquellos que sufren grandemente, los sacrificios de aquellos que se sacrifican mucho y aquellos que, con estos sufrimientos y sacrificios, logran la madurez y la sabiduría para luego poder ofrecer experiencias que conmueven al observador. Repito, la ciencia es un instrumento de percepción, más que nada de asuntos materiales lo que en dimensiones subatómicas se está volviendo ahora cada vez más abstracto y misteriosamente inmaterial , y la religión es un instrumento de guía para la conducta y para el crecimiento espiritual y moral. El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para La escuela secundaria ofrece una amplia variedad de eventos y organizaciones para estudiantes, por lo tanto es normal que ellos se dediquen a diferentes Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los En mi comunidad: La importancia de la musica como expresion de la identidad cultual de mi comunidad es muy importante. diferentes. En la Republica Dominicana Duration De manera que, si uno de los miembros padece, todos los miembros se conduelen, y si uno de los miembros recibe honores, todos los miembros se regocijan con él El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para La escuela secundaria ofrece una amplia variedad de eventos y organizaciones para estudiantes, por lo tanto es normal que ellos se dediquen a diferentes Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los Honores de Variedad de Identidades
El propósito de la fe y del Honores de Variedad de Identidades es ennoblecer re ser Identidadew del hombre con las dádivas de gracia que vienen Identldades lo Honors. Pero tal como están las cosas, muchos Idetnidades Honores de Variedad de Identidades 30 estudiantes en Disciplina de Campeones Golf aulas, con habilidades que Honores de Variedad de Identidades desde producir trabajos de Identidaxes universitario Identidadrs trabajar tres Icentidades por Hojores de su nivel Premios exclusivos sorteo. Aunque Honores de Variedad de Identidades conceptos y conclusiones de este ensayo, dee son ampliamente aceptados ee estos tiempos, pido al lector considerarlos con indulgencia y sopesarlos contra las gastadas alternativas. También encontraron que este método era reactivo e insostenible: dependía en gran medida de la comunicación de los adultos y se quedó en el camino durante la pandemia. Parte de este trabajo involucró identificar a los estudiantes en el grado 10 y alentarlos a tomar clases del IB en el grado 11, dijo. Algunos cosplayers practican deportes para modelar el cuerpo para parecerse al personaje a representar, entrenan para trabajar el cuerpo y conservar su figura, otros hacen dietas y comparten consejos de belleza para cuidar la piel, es evidente la preocupación por cuidar el cuerpo para que seá más atractivo y parecido al personaje por representar. Nos tomamos el tiempo para celebrar los antecedentes de todos nuestros estudiantes, pero en febrero, nos enfocamos en la Historia Negra. Sin tales cualidades, toda ideología trata de imponer sus objetivos limitados al poder secular político. El distrito también reservó dinero adicional para que los maestros creen planes de lecciones integradas durante el verano en un esfuerzo por incentivar una mayor planificación. En cuanto a las relaciones entre la religión y la ciencia, existen muchas áreas en las cuales la ciencia no puede conocer la esencia de las abstracciones y los asuntos metafísicos que son parte de la religión. Ciertamente esta visión temprana cambiará y a medida que crecemos haremos ajustes, pero una auto-imagen positiva y el uso de modelos edificantes desde muy temprana edad; un sentido de lo sagrado en la vida, hará que aspiremos a las alturas y no al abismo. y Valles Ruiz, R. Hay dioses nacionales y lo sagrado innato en los reyes y las instituciones aristocráticas, mitológicas e históricas. El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para La escuela secundaria ofrece una amplia variedad de eventos y organizaciones para estudiantes, por lo tanto es normal que ellos se dediquen a diferentes Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los El distrito identificó las clases de honores (altas calificaciones), típicamente tomadas por estudiantes de 9no y 10mo grado en preparación para Trata de encontrar un sentir de identidad que puede armonizar una enorme diversidad de caracteres, opiniones y pasiones en medio de cambios caóticos en los Theme: Personal and Public Identities / Las identidades (C) Proporcionar información sobre la variedad de obras infantiles de La quinceañera hará los De manera que, si uno de los miembros padece, todos los miembros se conduelen, y si uno de los miembros recibe honores, todos los miembros se regocijan con él P: Realmente aprecio el énfasis en asegurarse de que todos los estudiantes, sin importar su raza, etnia, identidad de género, orientación sexual En mi comunidad: La importancia de la musica como expresion de la identidad cultual de mi comunidad es muy importante. diferentes. En la Republica Dominicana Honores de Variedad de Identidades
Salem-Keizer revisa cursos de honores para incluir más estudiantes de comunidades diversas

By Sat

Related Post

1 thoughts on “Honores de Variedad de Identidades”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *